Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




19 de diciembre de 2015

El caso de la Sra. Silvana Buscaglia y el casco que vuela

peinado a la cachetada
Por Jorge Aliaga Cacho
La ciudadana Silvana Buscaglia Zapler fue detenida, el día de ayer, en la comisaría del Aeropuerto Internacional de Lima, por agredir verbalmente y removerle el casco, de un manotón, a un agente de la policía nacional. Me sorprende como se ha montado rapidamente este espectáculo público. No me explico como ha ocurrido este milagro en el rápido actuar en la policía y poder judicial. Ayer sucedieron los hechos y el día de hoy la jueza, de apellido Aliaga, ya pidió 9 años de cárcel para la Sra. Silvana Buscaglia Zapler. No me explico como la media ha puesto este incidente en primera plana en todos sus periódicos, medios radiales y televisivos. Una Señora de edad media protesta contra tres agentes que le habían puesto una papeleta de tránsito. La reacción de esta ciudadana es común en muchos conductores que reciben dichas penalidades. Algunos conductores son poseídos por angustia emocional que se manifiesta en formas de terquedad, llanto, gritos, desafío, resistencia a la pacificación y en casos suelen propinar golpes. Este, es un caso para la psicología y no para la sociología, y mucho menos para la criminalística. No me explico como todos se han puesto de acuerdo, con la velocidad de un huracán, para castigar a esta señora.  Me pregunto: por qué no hicieron lo propio, hace unos meses, cuando la policía propinó insultos a una anciana, luego de haberle despachado un gran número de bombas lacrimógenas? El video clip de este caso, colgado en el youtube, muestra al guardia de asalto mentándole la madre a la sra. octogenaria. Pues bien, me parece que si a la ciudadana Silvana Buscaglia Zapler le desean imponer nueve años de encarcelamiento por sacarle, con los dedos, el casco al policía de transito, entonces, midiendo la gravedad del caso de la anciana, al guardia de asalto, entonces, deberían imponerle cadena perpétua. Pero esto resulta más cómico cuando el día de hoy, escuchamos las noticias en la tele que, han agarrado a otro policía in fraganti, robando esta vez una tablet, un iphone y un teléfono celular. Me pregunto: cuántos años le ponemos a ese policía. Un año por cada item? Tal vez el doble porque la policía debe de merecer doble penalidad. Lo que hizo la Sra Silvana Buscaglia, equivocadamente o no, cuadrarse en la defensa de lo que ella cree sus derechos, merece mi entendimiento. El hecho que un casco haya volado por el aire, en mi  opinión, no merece 9 años de prisión como castigo. Cuántos ciudadanos habrán sido insultados y violentados por la policia. Cuántos pulpines fueron agredidos. Si investigamos tendríamos que llenar las cárceles de agentes uniformados y yo estaría de acuerdo con ello. Con tanta corrupción en las fuerzas policiales lo mejor sería darle los puestos de gendarmería a los ronderos quienes, posiblemente, le hubieran impuesto a la Sra. Silvana diez latigazos por estacionar su vehículo en zona restringida. Por lo demás, no creo que sea tan grave el insulto propinado', cuando la señora Silvana le dice al agente lo siguiente: “Acaso no le han enviado al colegio, que se demora tanto en llenar el formulario de una papeleta". A través de su cuenta en Facebook, Silvana Buscaglia Zapler se defendió y aseguró que otro agente la insultó.

No hay comentarios: