Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

Comentarios a:
Comments to:

jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

English readers can visit my web page clicking the next link.....

http://www.jorgealiagacacho.com/




2 de marzo de 2016

Edgardo Nieves Mieles

Edgardo Nieves Mieles
Conocí a Edgardo Nieves Mieles, poeta portoriqueño, en uno de esos apretados eventos que suelen tener los escritores. El lugar era San Pablo, en Cajamarca. Edgardo es un prolífico autor adicto a las aguas sucias del capitalismo como la Coca Cola y quien se ha nutrido de las lecturas de los poetas metafísicos ingleses.  Edgardo, igual que yo tiene predilección por las películas de Laura Antonelli. "Es amigo de todos los caminos que invitan a ir lejos para no volver". En Cajamarca, Edgardo me entrego su publicación "estos espejos ciegos donde palpita la música del mundo". Me dio el ejemplar con una dedicatoria en letra de galeno que reza: "Jorge:Te entrego este cuadernillo que es un muestrario de mi poesía. Ojalá sea de tu agrado. Con un abrazo, Edgardo". Fechado en San Pablo, Cajamarca, Perú, un 17 de junio de 2011: el muestrario se perdió entre cajas de libros hasta el día de hoy que lo encuentro para descubrir la original pluma de este gran poeta portoriqueño. J.A.C. 

Para muestra dicen que basta un botón. Bueno he escogido su poema titulado "Para un aniversario".

Para un aniversario
Por Edgardo Nieves Mieles

Aunque con el pasar de los años
el yagrumo haya comenzado a salpicar
distraidamente su fino polvo de plata
sobre la cerveza de tus cabellos
y la ausencia a ganar espacio en mi calavera,
es hermoso saber que estás ahí,
que eres la de siempre,
poblando con tus gestos
cada rincón de la casa,
regando de salmos y proverbios
el silencio de las plantas y los muebles,
la sonora humildad de los trastes
y la secreta savia de las sábanas.
Es hermoso.

Es hermoso saber
que antes y después y siempre
el deseo se posará
en tu sonámbula cintura
y que tu mirada de luciérnaga en celo
volverá a incendia el árbol de mis venas
para tatuarme tu nombre
de guitarra enardecida
en el alma y la piel.
Es hermoso.

Es hermoso saber que estás ahí
que eres la de siempre.

Sigue siendo tan hermoso
como la primera vez.

No hay comentarios: