Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




2 de enero de 2014

La revolución cubana cumple 55 años




Por Teófilo Bellido
La epopeya revolucionaria en Cuba empezó en 1953 con el asalto al Cuartel Moncada cuando un puñado de hombres armados se alzó contra la dictadura de Fulgencio Batista dejando un saldo sangriento adverso. Fidel Castro a la cabeza y un grupo de combatientes presos es amnistiado en 1955 gracias a la presión del pueblo y el apoyo familiar. Exilado en México, Fidel desarrolló un arduo trabajo de preparación para liberar a Cuba convertida en una dependencia norteamericana hasta donde llegaban turistas yanquis para invertir en el azúcar y hacer de ella un antro de diversión, juegos, garitas, prostíbulos y sucios negocios controlados por la mafia gansteril de los Estados Unidos; todo bajo la protección de un régimen entreguista y corrupto. Mientras tanto, la inmensa mayoría de cubanos eran presa de la miseria y el atraso, el analfabetismo y pésimas condiciones de salud.  
Se produce el desembarco del “Granma” en las costas orientales de Cuba y 82 hombres emprenden la lucha guerrillera en diciembre de 1956; ¡Patria o Muerte! es la consigna, Sierra Maestra es la base de la insurrección y el Movimiento 26 de Julio (M-26-7) liderado por Fidel Castro es la organización Político Militar. Ante el arrollador avance de los rebeldes y el masivo apoyo del pueblo, el 1º de enero de 1959 Batista huye de Palacio presidencial. Fidel, el Che Guevara, Camilo Cienfuegos, Raúl Castro y Juan Almeida al frente de un grupo de revolucionarios ingresan a La Habana aclamados por la multitud. Ha caído el dictador, ha triunfado la revolución. Se da inicio a un periodo de transformaciones en la Isla de José Martí que tendría grandes repercusiones en la lucha revolucionaria del continente. Sin duda, hasta hoy, la revolución cubana es uno de los acontecimientos más importantes en la historia de América Latina.
Después de 55 años, Cuba sigue siendo fuente de inspiración para millones de hombres y mujeres que luchan contra la opresión y la explotación. Existen comités de apoyo y solidaridad, sean casa de amistad o colectivos, en casi todos los países del mundo. No solo ello, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha expresado por más de veinte años consecutivos, su rechazo al bloqueo económico y comercial que Estados Unidos mantiene contra Cuba desde 1962.  
La entereza y dignidad del gobierno y el pueblo cubano ha sido uno de los factores que ha permitido enfrentar con éxito los más duros embates del imperialismo yanqui y la reacción internacional. Ni los actos de sabotaje propiciados desde Washington, ni la invasión contrarrevolucionaria de Bahía Cochinos en 1961 con la desembozada participación de la Agencia Central de Inteligencia CIA, ni el repudiado bloqueo económico y comercial, ni los atentados contra la vida del Comandante Fidel, ni la expulsión de Cuba del seno la OEA, ni las maniobras presentándola como enemiga de la “democracia”; tampoco las campañas mediáticas del imperialismo USA y la llamada guerra cibernética, las repudiables actividades de los gusanos refugiados en Miami o las “Damas de Blanco” han doblegado al gobierno revolucionario y al pueblo de Cuba.
La revolución socialista en Cuba resolviendo viejos problemas enraizados desde mucho antes de 1959, enfrentando los nuevos retos de la época, superando errores cometidos, avanza en las propias narices de los Estados Unidos de Norteamérica, el país imperialista más poderoso de la tierra, enemigo número uno de los pueblos y principal amenaza para la paz mundial. 55 años después, los logros obtenidos en el campo de la salud, la vivienda y la educación, la cultura y el deporte, son irrefutables. En Cuba existe un sistema político mucho más desarrollado con una democracia socialista que se perfecciona cada vez más permitiendo la participación organizada del pueblo en decisiones de gobierno y no solo válida para los periodos electorales como ocurre en nuestra sociedad.
Es un hecho que la revolución tiene obstáculos por delante, no puede –no podría- hacer las cosas a la perfección, tiene sus traspiés, pero al mismo tiempo tiene el firme propósito de superarse y rectificar aquellas cosas que no hayan acertado.
En el Perú poco o nada ha cambiado de manera estructural a favor de los explotados y los oprimidos. El dominio de las transnacionales y el poder económico y financiero con el soporte de los partidos políticos de la derecha y la protección de los gobiernos de turno continúan como la raíz de los grandes problemas económicos y sociales.  Se mantiene la marginación social, una educación atrasada y una salud lejos del alcance de las mayorías; entretanto la corrupción, la delincuencia y el crimen organizado no se detienen en su crecimiento.
Los trabajadores y el movimiento popular no han cesado en su lucha por la transformación de nuestra patria. Las exigencias de cambio se han expresado en calles y plazas, también en las urnas, y persisten ante un gobierno encabezado por el ex capitán del Ejército, Ollanta Humala,  que ganó la presidencia en las elecciones generales del 2011 levantando un programa de transformaciones con el apoyo popular e importantes sectores de la izquierda para luego dar un viraje y continuar con las políticas neoliberales y una espuria Constitución Política que recusó en su campaña electoral.
Cuba no es un modelo revolucionario a imitar, pero si un referente del cual aprender. Las revoluciones no se exportan, emergen de cada realidad y tienen características diferentes en cada país, en nuestra patria será creación heroica como lo señalara José Carlos Mariátegui.

No hay comentarios: