Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

Comentarios a:
Comments to:

jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

English readers can visit my web page clicking the next link.....

http://www.jorgealiagacacho.com/




18 de mayo de 2017

Venezuela Bolivariana no está sola



Por Jorge Aliaga Cacho

Si Estados Unidos interviene en Venezuela, como lo ha hecho en otros países que tienen ricos recursos naturales, les aseguro que muy pronto hará lo mismo en el Perú. ¿Por qué creen que tropas de ese país están en nuestro territorio? ¿Para casar terroristas o narco-terroristas? Lo dudo. ¿Acaso hemos visto que hayan capturado siquiera a uno? No. Los militares estadounidenses ni siquiera tuvieron la iniciativa de salir a ayudarnos durante el desastre natural que sufrimos con el desborde de los ríos. Contrariamente, sí lo hizo Venezuela, nuestra república hermana envió un avión, víveres y médicos para socorrernos. Existen muchas personas que han caído presas de la propaganda del sistema neo liberal y no ven el peligro de posibles acciones intervencionistas, las mismas que permitirían a los Estados Unidos apoderarse de los recursos naturales de Nuestra América. Muchos que parecieran 'mudos' no articulan posición, ni a favor ni en contra, de lo que sucede en Venezuela, sucesos que afectan la estabilidad de nuestra región. Los pueblos de Nuestra América han sido, una vez más, burlados por el gobierno de loes Estados Unidos y sus agentes que, a través de sus medios de 'desinformación', implementan su política de disociación, un arma de guerra psicológica que utiliza el sistema de dominación imperante, para manipular las mentes del pueblo, estableciendo, de ese modo, modelos de comportamiento que no permita ver la realidad sino una realidad distorsionada a favor de los intereses de dominación imperialista. 'El individuo, víctima de la disociación, pierde con el tiempo su capacidad de diferenciar lo verdadero de lo falso, formándose una realidad ficticia que no le permite entender de forma razonable los hechos sociales, políticos y económicos. Una burda técnica de manipulación de masas, al mejor estilo de la Alemania nazi, se ha estado aplicando en estos últimos 17 años contra nuestro pueblo'. Es importante reflexionar sobre esta situación que aqueja a la Patria Grande, en general, y a Venezuela en particular. Debemos tener en cuenta nuestro compromiso con las justas y verdaderas aspiraciones de los pueblos del mundo. No debemos ser vencidos por la campaña de disociación, tenemos que pensar con más profundidad al respecto y no tomar, solamente, como elementos de análisis, los puntos de vista que vienen, precisamente, de esa campaña disociativa que nos condena a una enfermedad mental, una sicosis, que se manifiesta en la alteración global de la personalidad.  La lucha contra este mal es un reto para toda la humanidad. De no vencerlo seríamos meros espectadores, testigos cómplices, una vez más, de abuso y engaño contra un pueblo históricamente hermano, como es el pueblo de la República Bolivariana de Venezuela. El pueblo venezolano es noble pero existe en él una minoría fascista que, en conciliábulo con el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América y la OEA, generan acuerdos para desestabilizar a la patria bolivariana que ha decidido: no ser más el patio trasero delos Estados Unidos. La revolución liderada por el Presidente Nicolás Maduro, es una donde los negros, indígenas, blancos, y todos en general, tienen los mismos derechos y oportunidades pero con una tendencia, por parte del gobierno bolivariano, a ayudar a los más necesitados, a los siempre postergados en la historia. Esta realidad no puede ser aceptada por los Estados Unidos, y su sistema neo liberal, pues ello sería 'un mal ejemplo' para los países del 'patio' donde cosechan, a su antojo con la ayuda de Constituciones amañadas, las riquezas de nuestros países. Un ejemplo bueno, como el de Venezuela, pone en riesgo los planes del sistema imperante. Venezuela viene demostrando con sus proyectos de interés social, que son un ejemplo para América Latina, que sí podemos avanzar en el desarrollo de nuestros pueblos. Pero esto es un golpe muy fuerte para el imperio que ha montado una campaña internacional de odio contra la patria de Don SImón Bolívar y el Comandante Hugo Chávez. La Organización de la Naciones Unidas, a través de la FAO, premió el año pasado a la República Bolivariana de Venezuela por haber disminuido el hambre en ese país. Del mismo modo el Indice de Desarrollo Humano, IDH, programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, ubica a Venezuela en el puesto 71 de un total de 194 países, incluido El Vaticano. Esta ubicación está por encima del promedio de países en América Latina. La disociación y la 'cacosmia mental', es tal, que la gente no se da cuenta del estado real de las cosas, es decir: ver la verdadera realidad y no la realidad distorsionada que es con la que nos hostiga la media nacional y extranjera, en manos de los más ricos y poderosos del mundo, interesados siempre en intervenir en cualquier lugar donde exista la oportunidad de apropiarse de riquezas ajenas.Venezuela no está sola, tiene a su lado a los pueblos y gobiernos progresistas del mundo. Su causa es la causa de los latinoamericanos y de todos los pueblos que quieren ver rotas las cadenas de la explotación imperial que nos azota. Renovemos nuestra solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela y su presidente, Sr. Nicolás Maduro. Avancemos en la realización del sueño de la Patria Grande. 'Somos libres seámoslo siempre'.

No hay comentarios: