Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

Comentarios a:
Comments to:

jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

English readers can visit my web page clicking the next link.....

http://www.jorgealiagacacho.com/




6 de mayo de 2016

Ponte Vecchio (Florencia)

Jorge Aliaga Cacho en el Ponte Vecchio, Florencia, Italia.
Fuente: Wikipedia.
El PonteVecchio es un puente medieval sobre el río Arno en Florencia, (Italia). Es un símbolo de la ciudad y uno de los puentes más famosos del mundo. Atraviesa el río Arno en su punto más estrecho. 

Historia

Se cree que fue un puente construido inicialmente en madera por los romanos,[1] poco después de la fundación de Florencia sobre el año 150 a. C. [2] Esa pasarela se consolidó y amplió sobre el 123, cuando Adriano promovió la construcción de la via Cassia Nuova, que atravesaba la ciudad y que correspondía, se puede suponer, a las calles Bardi y San Niccolò. El primer puente romano fue destruido en el s. VI-VII, a consecuencia del descuido y las guerras bárbaras, además de probables daños relacionados con las inundaciones. 
Es difícil saber cuántos puentes han sido destruidos y cuantos reconstruidos por las frecuentes inundaciones del Arno. Giovanni Villani habló de un puente construido bajo el mandato de Carlomagno, y es quizá en el s. IX o X cuando el puente tuviera la posición actual. 
Tras ser dañado en 1222 y 1322, fue destruido por una inundación en 1333.[1] Fue reconstruido enteramente de piedra en 1345.[3] Vasari atribuye su diseño al arquitecto y pintor italiano Taddeo Gaddi.[4] 
El puente se sostiene sobre tres arcos, el principal tiene una luz de 30 metros y los otros dos de 27 metros. El alzado de los arcos varía entre 3,5 y 4,4 metros. 
Desde siempre ha contenido distintas tiendas y gran actividad comercial sobre él (principalmente joyerías), según la leyenda porque en el puente se estaba exento de tasas e impuestos. Los comerciantes eran autorizados antiguamente a mostrar sus mercancías sobre mesas por el Bargello (una especie de magistrado comunal). Se cree además que el término Bancarrota se originó en este puente, debido a que cuando un vendedor no podía pagar sus deudas, su mesa o puesto para la venta, era rota por los soldados: banco+rotto, bancarrota. Al no disponer ya de una mesa el comerciante no podía vender sus mercancías. 
Para conectar el Palazzo Vecchio (el palacio municipal de Florencia) con el Palazzo Pitti, en 1565 Cosimo I de Medici le solicitó a Giorgio Vasari que construyera el famoso Corredor vasariano sobre el puente.[1] Este corredor da una vuelta en torno a la Torre de Mannelli ya que los dueños de la misma no permitieron que fuera alterada o destruida para la construcción del corredor. Y para aumentar el prestigio del puente, en 1593 les prohibió a los carniceros realizar sus actividades comerciales en ese lugar; el sitio que dejaron vacante fue inmediatamente ocupado por los joyeros y comerciantes de oro. La asociación de carniceros había monopolizado los negocios sobre el puente desde 1442. 
Durante la Segunda Guerra Mundial, a diferencia de otros puentes de Florencia el Ponte Vecchio no fue destruido por los alemanes durante su retirada el 4 de agosto, de 1944.[5] Según la tradición esto se debió a una orden expresa de Hitler. Sin embargo, su acceso quedó obstruido debido a la destrucción de los edificios a ambos lados del puente.

No hay comentarios: