Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




2 de septiembre de 2017

Cumpleaños en Buenos Aires

Por Jose Luis Villacreses Vinueza 
Hay un bello valse peruano que dice " todos vuelven a la tierra en que nacieron y a la ruta del recuerdo, pero el tiempo que es tan cruel no vuelve más " ; volví a cumplir años en mi Riobamba y quise en ésta imágen grabar a mi amado colegio Maldonado frente al parque Sucre y a Neptuno Dios de las aguas que fue mi inspiración en mis noches de bohemia. La senectud es el privilegio de no morir joven ya que envejecer e el único medio para vivir mucho tiempo, es mala la vejez cuando el recuerdo es más fuerte que la esperanza ya que las arrugas del espíritu nos hacen más viejos que las de la cara por eso yo digo que tengo 17 años con 60 de experiencia. Envejecer es como escalar una montaña y mientras se sube las fuerzas disminuyen pero la mirada es más libre y la vista más amplia y serena; Nadie debe llegar a la vejez, antes de conocer la prudencia, por eso decía Hemingway " temía hacerme viejo, hasta que comprendí que ganaba en sabiduría ", precisamente los que están envejeciendo son los que más aman a la vida, por eso yo quiero seguir " viviendo " y no solo existiendo.
este parte del poema Cumpleaños en Buenos Aires esta en mi libro EMOCIÓN SENSORIAL, este poema lo escribí el año pasado.

CUMPLEAÑOS EN BUENOS AIRES

En esta urbe aromada en melodías
fue mi cumpleaños cuya edad no interesa
amalgamando ritmo, amor y poesía
bailé un viejo tango con Carmenza
en el teatro de Piazzola en la Florida.
Siento que mi cuerpo es un estuche añejo
que como una ola flota y desvanece
y se arruga como espuma al besar la arena
con intensos vientos de vivencias y recuerdos.
Este cuerpo preserva un alma joven que ama
que quiere devorarse las noches y los días
tan sensorial que se asombra e ilusiona
que al dormir sueña para no morir en realidades
sin limitar nunca entre el sueño y la vigilia
y en la madrugada se empapa en fantasías
que como un niño adora la sorpresa y la risa
que siente que empezará a vivir desde mañana
y sabe que con un vino aromático y pan de casa
la mejor vida esta por llegar en la alborada
para con todos los sentidos exprimirla
al bouquet de besos y lejanas amarguras
de un rosal de rosas y también espinas;
pues toda la existencia es un poema
que la mayoría de la gente casi nunca lee,
sin embargo el carrusel de la vida continúa
con su levedad ingrávida y distante
al quedarnos sin hojas en otoño
y uno como protagonista con amor actúa
esperando que fenezca la función
con suspenso intemporal y onírico
para que entre aplausos se cierre el telón.
Me inspiré al escuchar “La balada para un Loco”
se me erizó la piel con pupila humedecida
y acelerando peligrosamente los latidos
se volvió loco …. Mi viejo corazón
al quemar en un ” pendrive “ toda la vida.

No hay comentarios: