Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




31 de julio de 2017

Peruanos con Maduro y Venezuela

Peruanos se solidarizan con el presidente Maduro y la Revolución Bolivariana 

Por Jorge Aliaga Cacho

(Jorge Aliaga Cacho es sociólogo graduado con honores por la Universidad de Glasgow).

El día de ayer en el frontis de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Lima, cientos de manifestantes demostraron su apoyo al gobierno del presidente Nicolás Maduro y al proceso para la Asamblea Constituyente que viene efectuándose con éxito en dicho país. Representantes de varias instituciones políticas y sociales hicieron uso de la palabra para denunciar la acción nefasta de los Estados Unidos que se empeña en desestabilizar al gobierno bolivariano con el fin de apropiarse de sus riquezas naturales: entre ellas, petróleo, gas, agua, oro, etc. y ganar su territorio para los fines de su geopolítica imperialista. Participaron en esta demostración cívico y política, el Partido Comunista Peruano, el Partido Perú Libre, el MAS, entre otras organizaciones de la sociedad peruana. El imperialismo y los Estados títeres que le hacen comparsa han desconocido el ejercicio democrático, que se viene efectuando en el país llanero, donde millones de ciudadanos salieron a las calles para demostrar su apoyo al proceso electoral constituyente que es la única alternativa de paz para Venezuela en esta coyuntura. EE.UU con los títeres Colombia, Canadá, México, Panamá y Perú, 'el perrito faldero', han salido al frente, rápidamente, para anunciar sanciones contra la patria de Bolívar que se ha empeñado en conquistar justicia social para su pueblo como bien lo demuestra su obra social y los informes internacionales de agencias neutrales como la Organización de Naciones Unidas. Pero existen también países que han hecho causa común con Venezuela bolivariana. Por el momento tenemos a Bolivia, Nicaragua y El Salvador como firmes amigos de la revolución emprendida por el Comandante Hugo Chávez. A estos países posiblemente se sumará Cuba y otros Estados que conducen una política internacional independiente y que merecen el reconocimiento de los pueblos del mundo, por su actitud digna, libertaria y solidaria entre las naciones hermanas de América Latina. La cancillería boliviana pide a la comunidad internacional que se respete el proceso democrático que viene llevándose a cabo en Venezuela, donde los ciudadanos de ese país pueden definir su futuro. Apoyo de otros países hermanos posiblemente se seguirán sumando, pero, por ahora es importante continuar denunciando la política desestabilizadora e imperialista de los Estados Unidos que ansía usurpar, aún más, la riqueza de las naciones de Nuestra América. Una medida de solidaridad que podría tomarse a nivel internacional es boicotear los productos de las empresas en las cuales Donald Trump y su familia tengan acciones. En mi opinión, los ciudadanos del mundo podrían demostrar mejor su solidaridad con el pueblo venezolano 'no consumiendo productos del imperio'. En el Perú se podría empezar con evitar el consumo de la Coca Cola. Podemos escoger jugos naturales como limonadas, chicha morada y si se trata de bebidas gaseosas consumir las gaseosas peruanas. El consumidor, de la misma manera, podría optar por desistir de tomar vacaciones en los Estados Unidos y elegir, en su lugar, destinos en otros países de nuestro continente. Teniendo en América Latina destinos turísticos tan bellos, sería una manera de incentivar la economía de nuestros pueblos. Esta campaña podría también incluir el rechazo a la compra de autos de fabricación norteamericana y/o tecnología canadiense o estadounidense. Los pueblos del mundo deben de tener claro que en Venezuela se ha consumado un justo ejercicio democrático al cual acudieron a votar 8.089.320 electores, el 41,53 %, en una jornada marcada por algunas escenas de violencia terrorista. Es muy lamentable que, de acuerdo a recientes informes, 10 personas hayan fallecido en la jornada electoral. Los peruanos no debemos permitir que se desconozca la victoria democrática alcanzada por Venezuela, con argumentos venenosos como que: 'en Venezuela votaron solo el 41.53%'. Este argumento no es válido pues en la última elección para la Asamblea Constituyente en el Perú, el 22 de noviembre de 1992, votaron la misma proporción de electores, 8.191 846, teniendo el Perú una similar población electoral que en Venezuela. Además debemos hacerle recordar a Donald Trump que en las últimas décadas la mayoría de los países del mundo ha experimentado un aumento en la abstención al voto. En Estados Unidos dicha abstención creció del 4,2% en el padrón electoral de 1964 hasta el 32,1% en el de 2012. Para finalizar debo denunciar la política disociativa de los medios de 'comunicación' imperialista que continúan mintiendo a los pueblos del mundo usando el arma de la mentira. Por ello debemos desligarnos de fuentes de información del sistema neo liberal y recurrir a la prensa y medios alternativos que cuentan la historia partiendo de los intereses populares y de la patria. Estos medios alternativos, al no poseer la fuerza financiera de los medios imperialistas de comunicación masiva, tienen dificultad para llegar a la audiencia cautiva de la maquinaria propagandística hegemónica de los Estados Unidos. Esta prensa basura y mañosa, sirviente del sistema, viene atacandonos con sus mentiras, con su 'miente, miente, que algo queda'. Es tarea de los seres humanos amantes de la Libertad y justicia social, cortarle la lengua a la serpiente imperialista con el cuchillo de nuestra verdad.

No hay comentarios: