Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

Comentarios a:
Comments to:

jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

English readers can visit my web page clicking the next link.....

http://www.jorgealiagacacho.com/




13 de julio de 2017

La tortuga de Armijos

Image result for Gustavo Armijos
Gustavo y su longeva tortuga
Por Jorge Aliaga Cacho


Un poeta peruano de reconocida trayectoria es Gustavo Armijos, piurano; nacido el 52.
Estudió en el Colegio Salesiano Don Bosco, de su ciudad, y tuvo el honor de haber sido fundador del Colegio de Periodistas del Perú. También tiene en su récord el haber sido Primer Vice-Presidente de la Asociación Nacional de Escritores y Artistas. Armijos se ha desempeñado como profesor universitario y el año de 1982 recibe el Premio de la Municipalidad de Lima. El año 1993 gana los Juegos Florales de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega.
Después, en 1994, gana los Juegos Florales del Instituto Nacional de Cultura, filial Piura. 

Como periodista, Armijos, ha recorrido gran parte de nuestro territorio nacional, como también diversos lugares de América Latina y Europa. Ha ejercido la profesión del lapicero en el diario La Industria de Piura, en el diario El Tiempo y en el diario La Tarde.
Hace unos días encontré a Gustavo en el momento de ingresar a una actividad de los VIERNES LITERARIOS, dirigido por Juan Benavente. Allí, en la entrada de la Casa Fernandini, una mansión señorial construida en 1913, entre el Jirón Ica y Rufino Torrico, entre un gran número de decimistas, Gustavo distribuía "La Tortuga Ecuestre" considerada una joya editorial en nuestro medio literario. El número de esa noche contenía los versos del poeta, también piurano, Armando Arteaga. Armijos lucía de buen ánimo, le quedaban ya muy pocos números de la publicación que dirige desde 1973.  Conversaba yo con el maestro Gálvez Cuéllar, vate tacneño, cuando Armijos se acuerda de Huacho y me entrega 10 ejemplares de la tortuga para ser llevados al norte chico. 'Tú siempre vas', me dijo. Yo asentí y recibí los ejemplares que posiblemente mañana estaré llevando a Huacho para entregarlos a la Sociedad de Poetas de la Región Lima. Gustavo Armijos no ingresó a la casa, o no lo vi ya dentro de ella. Me pareció, al juzgar por sus siguientes versos, que el palacete le quedaría chico, ese poeta que respiraba poesía no podía haber ingresado al edificio pues él necesitaba el mundo y el mundo necesitaba de él.

Comparto con ustedes los versos de este gran poeta peruano: "Malesa".



MALESA

La seca maleza caída sobre el agua estancada
y árboles a lo largo de todo el sinuoso camino.
Los objetos que parecen estatuas inmóviles
empezamos a despertar arrebatados ante el sol turbulento.
Primero miro y luego invento el chasquido del viento
para lavar la belleza de la mujer que un día amé.
Un gato apaleado por el canto de aves cantoras
cuando ya no cae el granizo de la nieve de la quietud
mostrando una falsedad llena de avaricias
la hermosa arquitectura del abedul me detiene
analizo los pasos de un geómetra y me voy con  impetuoso lamento.


 

No hay comentarios: