Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




28 de julio de 2017

A las profesoras luchadoras del magisterio


                           "GAITÁN CASTRO"


  ¡Qué vivan las maestras peruanas!



Por Jorge Aliaga Cacho

Los maestros peruanos continúan la lucha en todo el país. Para ellos va nuestro aliento y apoyo.
Llegará el día en que nuestros ojos vean la verdad. Mientras que algunos peruanos se obnubilan con la imagen de un Perú libre e independiente, cuando en realidad nunca lo fue, otros luchan por reivindicaciones históricas. Crisis social en el Perú: A la lucha de los maestros se suma la de los médicos, mineros, sindicatos, bases de la CGTP, etc.
Los escritores, poetas, intelectuales, artistas, no pueden quedarse mudos cuando importantes sectores de nuestro pueblo no ven atendidos sus reclamos por parte del gobierno central.
Por ello nuestro pensamiento en 28 de julio debe de estar con aquellos peruanos que reciben injusto trato por parte de las autoridades del gobierno que salen a bailar pasitos de alegría cuando miles de familias sufren las consecuencias de una huelga que exige la solución a sus demandas laborales de acuerdo a ley.
Existen otros sectores invisibles en el Perú. Esos pensionistas, por ejemplo, los que reciben 450 soles para alimentar a una familia. Los que califican para la pensión 65 reciben solamente 200 soles. O los que, como la mayoría de peruanos, perciben un sueldo mínimo que produce nauseas, pues no llega ni a 250 dólares al mes.
No, señor. Si usted es un intelectual, un escritor, un artista; entonces usted no puede dejar de tener una opinión al respecto. ¿Cómo pueden ustedes sumarse al vagón del "feliz 28" cuando la mayoría de peruanos son infelices? Ya llegará el día en que los intelectuales pensemos como Vallejo, Mariátegui, Arguedas, Scorza, Basadre, etc.  El día que pensemos en los derechos del pueblo trabajador. Pensemos en la humanidad toda. Está tan atrofiada la mente de ciertos intelectuales que se preocupan enfermizamente de la situación social en Cuba o Venezuela, países en donde, de acuerdo a la ONU, se han alcanzado grandes logros en el desarrollo humano. Pero, ¡Oh maravilla!, se olvidan de los profesores de sus propios hijos y que, alguna vez, también fueron suyos. Esos mudos que se dicen intelectuales, en realidad no lo son, son como se diría en el argot popular: 'pura finta'. 

No hay comentarios: