Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "Terrorism in Perú" (1995), un relato de la guerra entre el gobierno del Perú y Sendero Luminoso. Ha traducido al inglés el ensayo, "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios vrtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

Comentarios a:
Comments to:

jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

English readers can visit my web page clicking the next link.....

http://www.jorgealiagacacho.com/




25 de septiembre de 2016

Humana Imaginación


AUTOR: HECTOR CACHO

La sirena ha cantado su triste melodía
en las aguas de los olvidos,
la bruja mueve sus ojos
como alas enlutadas de mariposa,
el mago, sorprendente y ampuloso,
se vuelve un creador de milagros,
y un duende despierta su intuición
con nocturna naturalidad, desde
el borde de su pálida sonrisa.
Hijos son de la fantasía
o de alguna extraña realidad,
de la más solitaria,
curiosa y escorial imaginación.

Extasiado quedo mirando
el inacabado ir y venir
de nubes e ingenio,
el ir y venir de seres extraños,
extraños como un ángel alado
o un glorificado santo,
el duende en brazos de la sirena,
o, quizás, el mismo Zeus bíblico,
o el esperado de los tiempos,
cuya extraña trilogía vuela con el viento
como maná, para sosegar el corazón inquieto
y amorrar la rebeldía del hombre inconcluso,
infiel amante de la nada.

Un hombre extraño, vestido de púrpura,
ha llegado para tomar los sueños
de los caminantes solitarios,
para hacerlos eternos durmientes
entre los ángulos agudos
de la ceguera más sorda y muda,
dejándolos con las alas desplumadas
y la lumbre apagada de su canto libre.

Elevado en un púlpito habla
su insolvente imaginación encarnada,
el extraño de púrpura, desde todo lo alto,
lo altísimo, expulsa demonios,
ángeles caídos y, casi levitando,
expulsa a la triste sirena,
expulsa a la enlutada bruja,
expulsa al creativo mago y al cauteloso duende,
expulsa todo lo que yace en cada hijo de Caín,
y también a la serpiente de cada paraíso.

Todos aquellos que lo oyen se van,
no queda ni el humano hedor,
y se van como arrojados del edén,
los embrujados por el amor, los que llevan
la magia de seductores y bellos amantes,
los que quieren andar con el duende
por el camino llano y abierto,
los que buscan su sirena para amarla con locura.

Todos se van, todos,
y con el extraño de púrpura
sólo quedan sus fantasías,
nacidas de su imaginación,
de alguna realidad singular,
de la más solitaria,
curiosa y escorial imaginada realidad.

No hay comentarios: