Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

Comentarios a:
Comments to:

jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

English readers can visit my web page clicking the next link.....

http://www.jorgealiagacacho.com/




22 de enero de 2016

¿Habla usted el lenguaje de los quechuas? (runa simi)

Jorge Aliaga Cacho
Por Jorge Aliaga Cacho

Lima tiene la mayor cantidad de quechua hablantes en el Perú. Esta realidad nos hace reflexionar en relación a la importancia del empleo de los lenguajes autóctonos en nuestra ciudad. Casi todas las lenguas están representadas por los residentes en los diversos distritos limeños. "En el Perú existen 47 lenguas indígenas pero son muchas más, somos uno de los países más diversos lingüísticamente. La Constitución del Perú reconoce a todas las lenguas peruanas como oficiales. Ellas son el Quechua, Aymara, Caquinte, Aguajún, Chamicuro, Jacaru, Candoshi, Chapra, Ticuna, entre otras. Según diversos estimados, entre 7 y 8 millones de personas hablan, hoy, quechua en varios países de Sudamérica. La gran mayoría está concentrada en los países andinos centrales, Ecuador, Perú y Bolivia. En el Perú hay más de tres millones de compatriotas que tienen como lengua materna alguna de las variantes del quechua. El sketch cómico que les presento con la actuación de los actores nacionales Salim y Loza, entre otros, nos grafican claramente la conducta negativa de los quechua hablantes con respecto a su lenguaje y cultura maternas. Del mismo modo nos hace ver la conducta alienante de los habitantes de la capital. Si ustedes se detienen a observar a sus vecinos, o familiares, quechua hablantes, verán la triste realidad. Muchos de ellos se autoproclaman defensores de su identidad, la misma que la pregonan de boca para afuera. En realidad, si observan bien identificarán lo siguiente: Existen hogares donde los padres son quechua hablantes pero no le enseñan el lenguaje a sus hijos, pues para ellos esto no es meritorio para conseguir ascenso social. Por esta razón no practican la lengua materna. Estos habitantes del Perú profundo se encuentran pues, igual que los costeños, alienados por los valores culturales del sistema neoliberal. Algunos hablantes de lenguas autóctonas llegán a criticar a los limeños por no hablar una lengua autóctona pero no se dan cuenta que la gravedad de la falta recae en ellos mayormente.  Pues la mayoría de los ´originalmente´ limeños no tienen padres quechua hablantes, ni abuelos quechua hablantes, ni gozan del contexto cultural que les permita con facilidad el aprendizaje de nuestras lenguas nativas. Esta situación conlleva a que habitantes de zonas con lenguas nativas en sierra y selva, al igual que sus contrapartes de la costa, prefieran aprender el idioma inglés u otro extranjero. Idioma foráneo que también prefieren para los hijos como instrumento de movilidad social. Al tener un erróneo entendimiento de los valores que conllevan a un avance social, se olvidan de lo fundamental: apostar para que todos los ciudadanos, sin excepción, cuenten con las herramientas suficientes en educación, salud, acceso financiero, etc., para, de esa forma, competir en iguales condiciones y sin discriminación de ninguna índole en todos los campos de la sociedad. La próxima vez que usted vea a su vecino hablante de un lenguaje nativo observe como se produce este fenómeno que los convierte en quechua hablantes en silencio, o mudos, porque lo hablan y lo entienden, pero no lo practican en su entorno social, para ellos sería, en su lugar, de mayor interés ver a sus hijos ´masticar´ el idioma de Shakespeare.


No hay comentarios: