Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




20 de diciembre de 2015

Silvana Buscaglia fue condenada a 6 años y 8 meses de prisión

Ciudadana Silvana Buscaglia



Por Jorge Aliaga Cacho
Sigue la media 'peruana' dándole espacios de primera plana a una agresión de mano, propiciada por una mujer, contra un policía, el mismo que  posiblemente, está entrenado para reducir a avezados criminales y hasta prontuariados delincuentes. Sin embargo, el policía, no pudo esquivar el dedo de la ''peligrosa atacante' que dejó su automovil mal estacionado en el aeropuerto.
El video-clip no muestra en momento alguno, intentó de coimar a los agentes por parte de la sentenciada.  En mi opinión, equivocadamente, o no, la mujer defendió lo que creía correcto. Los estacionamientos de vehículos en el aeropuerto, como sabemos muchos peruanos, son en ocasiones, difíciles, claro que esto no es razón para no respetar las normas de tránsito.  También sabemos que millares de conductores experimentan desniveles emocionales cuando reciben este tipo de papeletas por incumplir las normas de conducción vehícular. También se sabe de la existencia de policías corruptos como lo evidencia el video que acompaña esta nota. Ese recuerdo ha podido encender en la sentenciada la rabia emocional. En anterior comentario hice recordar la mentada de madre que recibió una dama octogenaria, por parte de un efectivo policial, después de haberse visto bombardeada, con gases lacrimógenos, en las inmediaciones de su hogar. El referido film muestra como el policóa agrede verbalmente con palabras soeces a la indefensa mujer.  No todos los policías son corruptos pero todos sabemos que hay MUCHOS que no saben respetar la ley.  Así lo demuestra el material fílmico de esta nota. Por comentar sobre este tema he recibido insultos que podrían haber sido escritos por allegados a policías corruptos. No me amedrantan. Seguiré escribiendo lo que pienso que es justo.. Lo bueno es que también he recibido varios comentarios coincidentes con mi punto de vista. Algunos juzgan a  la señora Silvana Buscaglia, por su supuesta apariencia de  persona ´pituca´.  Para mi entender la justicia debe de ser igual para todos los peruanos, no importando raza o condición social. Es decir, si la justicia peruana, empujada por la prensa amarilla, ha pedido 6 años y 8 meses de prisión para una mujer que le levantó el dedo a un policía, entonces, la población espera que se investigue e informe a la población: a cuántos años de cárcel  han condenado a los policías que agredieron a la señora octogenaria que se vio bombardeada con gases lacrimógenos. Cuántos años a los policías que maltrataron a los pulpines en su protesta que hizo que la injusta Ley Pulpin sea derogada.  Cúantos años de prisión les han impuesto a aquellos agentes policiales que patearon la paila de comida de los trabajadores huelguistas que vieron correr su sopa por el suelo. Cuántos años les van a poner a los agentes de tránsito que piden coimas en las pistas, calles y carreteras de Lima y todo el Perú. Si a esta ciudadana, Silvana Buscaglia, sin antecedentes policiales, le imponen la pena de 8 años 6 meses de privación de su libertad, me pregunto, cuántos años les han impuesto a aquellos que matan en las pistas. Diez peruanos mueren diariamente en las pistas peruanas. Cuántos años a aquellos maleantes que atacan con pístolas y arma blanca y no llegan ni a la comisaría. La prensa debiera investigar y explicar cómo es que desde las prisiones, que están controladas por las autoridades, se permite  dirigir el crimen. La media anti-patria y el poder judicial deben de ocuparse de esos graves crímenes, después de haberse ensañado con el caso del dedito de la señora Buscaglia, que, cuya admirable velocidad, hizo volar un casco policial por los aires de las inmediaciones del aeropuerto internacional de la capital peruana. Y por último, la prensa basura, podría comentar cuántos años de cárcel cree podrían darle a alguien por propinar un puntapie  a un humilde ciudadano peruano, recuerdan la patadita? Por el momento ya sabemos que son 6 años 8 meses por agredir con el dedito. Me imagino que por la patadita podrían aplicarse 20 años de cárcel, no les parece?  Peruano despierta y no  te dejes engañar con cortinas de humo que no te permite ver el fondo de la problemática social en el Perú. Yo les puedo asegurar que la raíz del problema no nace ni el dedito, ni el la patadita, sino en la corrupción, en la pus que circula el cuerpo de la estructura social de nuestro país.

No hay comentarios: