Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




5 de diciembre de 2015

Los Rolling Stones.en Lima

Mick Jagger

Por Jorge Aliaga Cacho

Es hora de entender la importancia de apoyar a nuestros músicos. Todo ciudadano de la Patria Grande debería entender la importancia de ello. Esto lo aprenden quienes salen a vivir al extranjero, quienes sin diferenciar clase social o composición racial, celebran unidos nuestra música. Tuve la oportunidad de dirigir una peña por algunos años en Escocia. Allí promovimos entre otros a bandas peruanas como APU, y  AMARU DE TINTA. Inti Raymi, Awatñas, Rumillajta, Edgardo Villaroel, de Bolivia. Galvarino Cerón e integrantes del grupo Inti-Illimani de Chile, a su paso por Edinburgo, ellos nos deleitaban con la música de nuestra América,
Tenemos que ver este fenómeno en su dimensión exacta. No creo que se trata de oponerse a  la música de otras regiones del mundo porque toda música es bella. Lo que se trata es de ver que se haga justicia y exista paridad en las oportunidades que se les brinda a los músicos del mundo. Para graficar les poso la pregunta: ¿Alguno de mis lectores escuchó alguna vez en la radio a un grupo de Sitabamba? La respuesta seguramente sería: No. Naturalmente, porque muchos no saben siquiera donde queda Sitabamba. Para los interesados les informo que Sitabamba es uno de los ocho distritos de Santiago de Chuco, en el departamento de La Libertad, norte del Perú. Lo anterior creo que nos ayuda a ubicarnos. Bueno pero eso no venía al caso. Lo que quería proponer es que un grupo de Sitabamba o de cualquier otro lugar del mundo debería tener promoción en las cadenas de radio, televisión, industria del disco etc. Para que existan grupos populares hay que hacerlos populares. Y ello se hace dándoles espacios en forma equitativa, pero aquí sucede la ley del embudo. Existe un mensaje en cada tema musical, no solamente es la tonada o el ritmo. Es también el contenido de las letras de las canciones que muchas veces no son entendidas por una audiencia que cae en la alienación. Música existe que apoya y difunde el sistema imperante, al igual que en la literatura, que promueven el dominio cultural.  Cuando visitamos o vivimos en Europa nunca escuchamos en sus radios, o cadenas televisivas, nuestra música americana y morena. Claro, es que no se puede ir en contra de una moda global. Todos los pueblos del mundo deben, de acuerdo a ellos, de escuchar lo que impone el sistema a través de los medios de comunicación: oral, escrito y televisivo. Las canciones, los libros, las pinturas, etc., contienen ideas; ideas que pueden revolucionar al mundo. La cultura, alguien diría, es subversiva. A eso le teme el sistema y por ello descerebran a nuestros jóvenes, les limiitan el derecho a elegir tal o cual pieza musical. Recuerdo en los años sesentas lor programas radiales con música de huayno eran transmitidos a las 4 o 5 de la mañana. Eran los programas para ´las cholas´, les daban su dosis de entretenimiento musical antes de explotarlas en el trabajo doméstico. Pero claro había también otro interés. Y sucedió que en el Perú, en la década de los sesenta, la SONY, de Japón, invadió el mercado con la venta de radios transistores al precio de un sol peruano por cada transmisor. La radio llegó de esa manera a la jalca, a la puna. A través de la propaganda radial empujaban las ventas de sus productos. Y así llegó la idea de comprar, por ejemplo, la pila chola, porque era la pila 'de más larga duración´, los zapatos Bata Rimac, la leche Gloria, la Coca Cola, Ña Pancha, etc. Entonces con el manejo y control de la radio dirigían el mercado e imponían su selección músical, Si antes existía la necesidad de tener músicos: hacer y crear música. Ahora eso se suplía con la programación musical que entregaba la radio. Empezamos a no querer vestir ojotas, pues queríamos zapatos de plástico "Siete Vidas", "Caramelo", que duraban menos y costaban más. Ya no necesitaríamos ganado vacuno que antes nos suplía de leche, ahora la leche la comprábamos en latas. Las vacas y la producción de leche eran compradas por la fábrica Gloria. Así llegamos a una época de tuberculosis porque las familias no podían proveer de productos lácteos a los niños peruanos. Muchos cambiaron sus jugos naturales por las bebidas gaseosas. Eso era producto del bombardeo del producto a la manera de avisos publicitarios que vendían Inca Kola 'la bebida de sabor nacional'. Y así podría contarles innumerables cambios culturales para retroceder, porque, que bueno hubiera sido que esos cambios hubiesen sido para hacer avanzar. Pero no fue así.  Prueba de ello es que se produjo un éxodo a la ciudades de la costa por parte de los pobladores de la sierra. Pero, a la capital,  no venían a vivir a Lima o sus distritos aledaños. No. Venían mas bien a vivir, como hasta el día de hoy, a los terrales, a los cerros arenosos, donde no existe el agua. Algunos peruanos, desde luego, que sí avanzaron. Ellos pertenecían a las capas sociales que se aprovecharon de toda esta campaña a nivel mundial. Pues tenía que haber un sector de clase media que se beneficiara para que, con su complicidad, las empresas extranjeras se adueñaran de las economías nativas. Antes sabíamos ver la hora mirando la posición de los astros, ahora para saberla teníamos que comprar un reloj Seiko, Omega, Tissot, Longines suizos para algunos. Y esta ´moda´ sigue consumiendo las mentes de nuestros jóvenes que lo único que ven es el 'ascenso social individual', craso error. Si no veamos como a través del tiempo, los diseñadores del sistema neo-liberal, siguen creando necesidades superfluas en los ciudadanos de nuestros países 
Leamos un anuncio reciente 

"Hoy daremos un repaso por el mundo de los relojes de moda para hombre. Y es que, un buen reloj es uno de los complementos que más nos ayudan a fijar nuestro estilo y que más cuentan de nuestra personalidad. Aunque en sus orígenes era más habitual el uso de relojes de mano, en la actualidad, los relojes de pulsera son los más populares por adaptarse de la mejor manera al ritmo de vida actual. La variedad de materiales es infinitamente amplia: caucho, titanioacero plata son algunos de los más habituales". 

Y los ingenuos o alienados les creen´ y se gastan la gratificación, en comprar el reloj para impresionar a la flaca. Ese es el mundo en el que vivimos. Volviendo a la música extranjera, desde luego que debemos recepcionarla pero respetando la paridad con la difusión de nuestra música. Claro que debemos oír las estridentes notas de Los Rolling Stones y su líder Mick Jagger. Pero, ¿Por qué ingeniero? Le preguntarían a Sofocleto.

Los que van al concierto de los Rolling Stones, atraídos solamente por el sonido de las cuerdas y los tambores, o la cara mediática de Mick Jagger, recibirían una sorpresa, pues no saben que los Rolling Stones denuncian al sistema social en su tema "Satisfactión", así como lo denuncio en mis notas. Si no, veamos:



No puedo obtener ninguna satisfacción
No puedo obtener ninguna satisfacción
Porque yo trato y trato y trato y trato
Yo no puedo conseguir no, yo no puedo obtener ninguna
Cuando estoy conduciendo en mi coche
Y ese hombre viene en la radio
Y está diciéndome más y más
Sobre alguna información inútil


Supuestamente para atraer mi imaginación
No puedo obtener ninguna satisfacción

I can't get no satisfaction
I can't get no satisfaction
'Cause I try and I try and I try and I try
I can't get no, I can't get no
When I'm drivin' in my car
And that man comes on the radio
And he's tellin' me more and more
About some useless information
Supposed to fire my imagination
I can't get no satisfaction

Gracias por vuestra lectura y les deseo que disfruten del concierto de los Rolling Stones, pues,yo, igual que ellos no puedo obtener ninguna satisfacción.


No hay comentarios: