Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




18 de octubre de 2015

LA SOCIEDAD DEL MIEDO

Por Héctor Béjar

La sociedad peruana tiene miedo. Miedo de que los inversionistas se vayan. Miedo de que no tengamos dólares. Miedo de que se repita un gobierno a lo García entre 1985 y 1990, con escasez, desabastecimiento, irresponsabilidad, latrocinio e hiperinflación.
Sin embargo es cada vez más necesario, urgente, pensar en formas distintas de manejar las bases económicas del desarrollo del Perú. Será inevitable además porque el principal comprador, la República Popular China, ya decidió desacelerar su economía, no crecer más a tasas de dos dígitos para pasar a un crecimiento más sostenido de 6% o 7% basándose en la dinámica del mercado interno. Necesitarán menos hierro, menos cobre para construcciones espectaculares; más manufacturas,  alimentos para su creciente clase media. Cambiarán gradualmente su base productiva industrial contaminante para dirigirse a la alta tecnología limpia en la que el cobre peruano ya no tiene lugar.
Se da la paradoja de que el Perú es un país mega diverso al mismo tiempo que mono productor porque está entre los cuatro países con mayor diversidad biológica del mundo y sin embargo sus exportaciones mineras son el 60% del total de exportaciones. El Perú es el país más “mineralizado” del mundo. Los minerales pesan como plomo en sus exportaciones.

Para ser justo, hay que decir que la minería no es el único agente contaminante en el Perú. La pesca industrial, la tala ilegal de bosques, la explotación petrolera, las industrias químicas, la instalación desordenada de la población en urbanizaciones y asentamientos, los desagües y el arrojo de basura, son actividades intensamente contaminantes. El Perú requiere el cumplimiento radical e inmediato de normas que limpien su atmósfera, sus aguas, y que establezcan un sistema ordenado y sostenible de uso de los recursos del país. Todos aquellos que causen daños, sean quienes fueren, deben ser obligados a repararlos. Y para eso hay que desalojar del Estado, de la burocracia y el Congreso, a los agentes de las empresas contaminantes y a los traficantes de tierras. E instalar un régimen democrático – participativo pero a la vez duro y fuerte, con objetivos de justicia ambiental, económica y social.

No hay comentarios: