Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




21 de octubre de 2015

1965: insurgencia en Mesa Pelada

Por Gran Combo Club

Publicado el 24-03-2011

1965: insurgencia en Oreja de Perro

1. La guerrilla más publicitada de América Latina
En War of Shadows, libro que referí en el post 1965. insurgencia en el Gran Pajonal, Michael F. Brown y Eduardo Fernández califican a la guerrilla dirigida por Luis de la Puente Uceda como la guerrilla más publicitada de la historia de América Latina (the best-advertised guerrilla struggle in the history of Latin America). En febrero de 1964, Luis de la Puente anunció en una manifestación en la Plaza San Martín de Lima que el MIR se alzaba en armas, aquí el informe de la CIA al respecto. A finales de ese año entró en la clandestinidad preparando la lucha armada, dando además una conferencia de prensa informal. Albert Brun de la agencia France Press (AFP) recuerda esa ocasión. Explica que llamaron un día domingo a un cocktail de despedida a de la Puente celebrado en la Avenida Arequipa. Se reunieron y tomaron un pisco sour hasta que de la Puente dio unas palabras a los seis o siete corresponsales extranjeros con un tono de voz dramático. Anunciaba el inicio de la lucha armada. Los corresponsales se lo tomaron a broma, mas no el servicio de inteligencia. En sus memorias, Brun recuerda a de la Puente como un romántico, completamente inadecuado para el combate.
Además, como vimos en 1963: la CIA infiltra al MIR, el MIR ya estaba infiltrado por la agencia estadounidense.
En junio de 1964 en una “Carta desde el Perú” el periodista Norman Gall escribía:
Luis de la Puente Uceda, head of the Castro-supported Movement of the Revolutionary Left, is reliably reported to have received at least $70,000 for trips to Cuba.
Era guerra avisada, literalmente. En tiempo real hasta un periodista estadounidense estaba al tanto de los movimientos de los miristas.
2. Movimiento campesino a la baja
En 1962 La Convención era una zona caliente, epicentro del movimiento campesino. En diversos posts vimos cómo fue el movimiento encabezado por Hugo Blanco (aquí el primero de ellos) contra los gamonales. Sin embargo, para 1965 quedaban ya pocos gamonales en la zona. Los campesinos ya habían hecho una reforma agraria y se habían vuelto propietarios. Habían triunfado. Héctor Béjar cuenta en su evaluación de las guerrillas que la consigna “Tierra o muerte” ya no jalaba al campesinado. El oligarca Prado había sido sucedido por el patricio reformista Belaúnde. Alguna esperanza de cambio había. Además, ya le tenían puesto el ojo a La Convención, en palabras de Béjar:
La Convención era objeto de atención especial de organismos estatales e imperialistas, pues había sido el foco más conflictivo. Hacia allí afluían recursos, préstamos, investigadores sociales….y de los otros.
De la Puente aspiraría a suceder a Hugo Blanco en el liderazgo del campesinado, sobre los rezagos del movimiento que éste había animado. Sin embargo, precisamente por haber sido escenario de tal movimiento, la zona ya estaba bien vigilada.
3. La guerrilla “Pachacútec”
Documentos del MIR, guardados en este enlace del CEDEMA, indican cómo se estableció la guerrilla en Mesa Pelada:1
El “Apra Rebelde” surge en el Cusco en 1960. Pero es a comienzos de 1963, con la llegada del c. Enrique Amaya, que el MIR crece entre campesinos, obreros y estudiantes. Dirigentes del proceso de sindicalización y movili¬zación campesina de esos años como Benito Cutipa, Alberto Llanos, Antonio Guevara y otros, se incorporan a las filas del MIR.
En Junio de 1964 el Secretario General c. Luis de la Puente se integra al Frente “Pachacútec” y organiza el Comité Regional que toma por nombre “Illareck Ch’aska” (Estrella del Amanecer). El núcleo guerrillero con alrededor de 40 compañeros se ubica en Mesa Pelada, lugar cercano al valle de La Convención, escenario de un poderoso movimiento campesino en los años inmediatamente anteriores. La dirección la conforman de la Puente, Enrique Amaya, Paúl Escobar, Rubén Tupayachi, Antonio Guevara y el futuro traidor, Albino Guzmán.
En el frente “Pachacútec”, el trabajo propiamente militar tuvo un lugar subordinado y consistió principalmente en el estudio de teoría militar, manejo de armas, preparación de explosivos, marchas y vigilancia por postas. Para acondicionar una “zona de seguridad” en Mesa Pelada, se desarrolló cierto nivel de defensa del terreno: minados y trampas, y la construcción de campamentos y depósitos.
El MIR se establece en Mesa Pelada en directa relación con un campesinado que venía de luchar contra los gamonales.
4. de la Puente se dirige a los campesinos de La Convención

Luis de la Puente. Discurso a Campesinos de La Convención
Un crucial testimonio sobre cómo era el Perú de 1965.
5. La guerrilla de Junín precipita la guerrilla de Cusco
El documento del MIR prosigue:
Mesa Pelada se convierte en centro de dirección y formación: política. El partido llega a tener hegemonía en la Federación Provincial de Campesinos de la Convención y Lares. Es la experiencia de trabajo político en contacto con uno de tos más poderosos movimientos campesinos del país los que llevan al Frente “Pachacútec” y en especial al compañero de la Puente, a replantear el “Esquema de Marzo “en la reunión nacional que el MIR celebra en Diciembre del 64.
Ya desde Septiembre de ese año, el movimiento constante de campesinos entre Mesa Pelada y el valle, había comenzado a generar sospechas en las fuerzas represivas. Entre Septiembre y Octubre, patrullas de la GC se aproximan en dos oportunidades al primer campamento de la “zona de seguridad”. Al regresar los dirigentes de la reunión de Diciembre, crece el trabajo y, con él, la inquietud policial. Entre Marzo y Abril del 65 la GC intensifica sus incursiones en Mesa Pelada, donde llegan comunicaciones del Frente “Tupac Amaru” exponiendo su intención de iniciar ya las acciones ante el estrechamiento de la vigilancia policial. De la Puente se opone, pero el intercambio de comunicaciones se interrumpe por la debilidad del aparato de Coordinación. La guerrilla “Tupac Amaru” se lanza sola a la acción. En la noche del 9 de Junio hay gran agitación en Mesa Pelada cuando la radio anuncia el inicio de las acciones armadas en el centro.
La Comisión Nacional de Coordinación publica poco después en “Caretas” una entrevista a De la Puente en la que señala su presencia en La Convención. Desde entonces, la represión se, concentra contra el frente “Pachacútec”.
La IV Región Militar con sede en Cusco, desata una redada contra los dirigentes gremiales cusqueños y los activistas campesinos de la Convención. La represión ocupa poblados importantes del valle como Santa Teresita, Chaullay, Beatriz, etc. Quillabamba es convertido en un inmenso campo de concentración.
La entrevista de Caretas a de la Puente en Mesa Pelada tendría impacto nacional. De esa entrevista proceden las conocidas fotos de de la Puente (y la de Albino Guzmán).
Gonzalo Añí Castillo, ex-director de Correo lo cuenta así:
La campaña de “Tupac Amaru” en la sierra central tuvo eco en la zona de seguridad de “Pachacutec”. Tupayachi solivianta a la masa campesina con más furor y la incita a la rebelion. La Convencion vuelve a ser un polvorín; ‘agitanse otra vez las cenizas del FIR. En esta fase de la lucha, los jefes de “Pachacutec” habían dado por finalizada su etapa de preparacion. Mesa Pelada, gran claustro rojo, ha quedado vacío; los alumnos ya no son alumnos: son ex alumnos, combatientes, guerrilleros que ejercen su oficio en la lucha armada.
Un Decreto dado el 13 de agosto habia ordenado que el Ejercito dirija las operaciones conjuntas en La Convencion. Los informes de los órganos de Inteligencia asi lo demandaban. Todos los accesos al valle cuzqueno son clausurados; la vigilancia se triplica en Lares, Vilcanota, Quillabamba, Occobamba, Santa María y Vilcabamba; las redes de la PIP y la GC vuelven a tenderse silenciosamente en la ex mansion de Romainville y Hugo Blanco. Unidades del Ejercito instauran una área de control en los alrededores de los valles que encuadran Mesa Pelada. Se trata en realidad de pequenos efectivos encargados de guarnecer las localidades ya citadas, cuya posesion era imprescindible para la maniobra numero uno.
Se preparan los asaltos. El área de lucha es señalada en los mapas castrenses. Aviones de la FAP se aprestan a apoyar las acciones de infiltracion. Varios otros aparatos de vuelo permanecen en estado de alerta. Volantes y transmisiones en quechua llegan hasta los indigenas para que se alejen de los focos subversivos y les nieguen toda ayuda.
6. Cerco y aniquilamiento de la “guerrilla Pachacútec”
Añí Castillo lo cuenta basado en fuentes militares
EN UN ASERRADERO CAYO EL TELON …
En la noche del 29 de agosto las acémilas chapotean en el fango; los soldados abandonan sus bases, en pos de sus objetivos. Los destacamentos “Leopardo” y “Tigre” se desplazarian al sector Occobamba utilizando el itinerario Cuzco-Amparaes-Colea-Occobamba. “Cóndor”, . “Aguila”, “Lince” y la seccion “Cernícalo'” (de la GC) cubririan la zona Chaullay movilizádose por la ruta Cuzco-Urubamba-Ollantaytambo-Chaullay. Al Cuzco muchos camiones de Arequipa y aviones de Lima habían arribado desde Noviembre, con miembros de la tropa de Asalto, Rangers y paracaidistas. El puente aereo Lima-Cuzco tuvo que mantenerse hasta fines de año.
El campanazo sono el 9 de diciembre. [sic]
Primer choque en La Convencion: querian emboscar a “Cóndor”. Resultan cinco muertos en las filas de los francotiradores y dos heridos en las filas de la patrulla; estos dos heridos quedaron fuera de acción al explotar una mina. El Ejercito se esforrzba en constatar la magnitud de las fuerzas de “Pachacutec”, previamente, completado el cerco, hizo reconocimientos terrestres y aéreos, descubriendo trochas, removiendo minas colocadas a l0 largo de elIas, precisando la ubicación de campamentos cuya existencia era evidente.
Finalizaba setiembre y en Trujillo los corsos alegóricos alistabanse para saludar a la estación de las flores, cuando cinco destacamentos inician un movimiento convergente hacia la cima de Mesa Pelada. Dos rebeldes son muertos en el campamento número 6, que es tornado por “Cóndor”. Jefes y lugartenientes logran fugar. “Aguila” no tuvo problemas para alcanzar su objetivo, pero a la larga lamentó tres bajas por efecto del frío. El 24, “Leopardo” captura rauda y violentamente los campamentos 4 y 2 (sector de Occobamba); y el 25 los extremistas devuelven el golpe asaltando el campamento número 4. En este intento pierden 3 hombres y se retiran a otros lares.
Ese mismo dia, “Lince” libra una batalla con otro grupo de Tupayachi y De la Puente. Mata a tres, captura prisioneros y se afianza en el sector de Chaullay. En adelante eso de dormirse sobre los laureles era un perfecto harakiri. “¡Celeridad, celeridad!” era la consigna del alto comando. Se trataba de impedir la reorganización de las guerrillas castigadas. Los aviones incrementan sus bombardeos diurnos para neutralizar y confundir; por las noches descargaban el fuego de sus morteros pesados de 120 milimetros, que obligaba al enemigo a mantenerse alerta y en continuo sobresalto. Merced a la estrecha vigilancia de las vias de acceso, diariamente eran obligados a la rendición los extremistas que bajaban de la cumbre. La misión de éstos era infiltrarse en los valles, cumplir tareas de aprovisionamiento y preparar escapatorias. Por su parte, las tropas ascendían pesadamente, bajo el graneado fuego de los francotiradores, que les provocaban no pocos heridos. Las escaramuzas se iban multiplicando.
Diez campamentos de la guerrilla “Pachacutec” fueron arrasados en las acciones pasadas. Promediaba el mes de las procesiones con habito e incienzo; Lima se teñía de morado; Cuzco de rojo. Los choques mas francos eran esperados en cualquier momento. Entonces el grueso de las fuerzas de De la Puente se hace presente en un aserradero (23 de octubre) para pedIr ayuda. Estaban en las proximidades de la hacienda Amaybamba. Probablemente porque opusieron resistencia o porque eran soldados disfrazados, tres campesinos son muertos en armas de fuego y bombas caseras. La guarnición acantonada en Amaybamba escucha las detonaciones y el jefe lanza un equipo de combate. Los guerrilleros son desbandados. Y en su retirada dejan cadaveres. Luis de la Puente, Ruben Tupapayachi y Raúl Escobar ya no cuentan entre los vivos. El Informe de las Fuerzas Armadas señala que la patrulla sufrió tan solamente tres bajas y la guerrilla “Pachacútec” es igualmente borrada del mapa.
El citado documento del MIR lo cuenta así:
Entre Julio y Agosto, el Frente “Pachacútec” decide trasladarse a otra zona entre Cusco y Apurímac. Enrique Amaya, A. Guevara, E. Rueda y otros compañeros quedan a cargo de explorar la nueva zona y evalúan que no reúne buenas condiciones, pero cuando en Septiembre quieren reintegrarse a Mesa Pelada, el cerco represivo es ya un anillo de fuego que les impide el regreso.
En septiembre la Asamblea del Frente decide la dispersión ordenada. Algunos logran romper el cerco, otros caen bajo el fuego enemigo como Carlos Valderrama, estudiante secundario de Santiago de Chuco, o Hugo Soto, dirigente secundario arequipeño.
En Octubre, el núcleo de dirección compuesto por De la Puente, Escobar, Tupayachi, Edmundo Cusquén -viejo obrero chiclayano de 60 años de edad- – Agustín Marín, Benito Cutipa, Alberto Llanos, Polo Quispe, intentan romper el cerco, se enfrentan con el Ejército en .las alturas de Amaybamba, cerca de Huiro y caen con las armas en la mano. No hubo sobrevivientes.
La propia versión oficial del MIR sostiene que De la Puente, Tupayachi, Cusquén y otros caen con las armas en la mano.
7. La deserción de Albino Guzmán
Albino Guzmán era oriundo de la zona. Había participado años antes de la luchas campesinas dirigidas por Hugo Blanco. Era miembro del Comité Regional del Sur del MIR y en tal calidad habia participado en los trabajos de acondicionamiento de la zona para la actividad insurgente. Héctor Béjar basándose en documentos del MIR cuenta que Guzmán:
Conocía pues no sólo los depositos de armas y viveres, sino las sendas los campamentos, los guerrilleros, la calidad de las armas y … los miembros del partido, es decir, los campesinos de la red de enlace. Cuando desertó, se convirtió en el enemigo más eficaz de la guerrilla y el colaborador más activo del ejército. A él se debe, en gran medida, la captura y liquidacion de De La Puente y sus compañeros.
En “Peru’s Misfired Guerrilla Campaign”, (The Reporter, January 26, 1967, p. 36.) el muy enterado Norman Gall detalla cómo fue la deserción de Guzmán:
It now appears that the Mesa Pelada guerrillas were routed within five months of issuing their first press release without a single clash with the army. Their campaign was as good as broken when a thirty-year-old Cuzco University student named Albino Guzmán, who later said he was trained in China, descended from Mesa Pelada and surrendered to a village police post. Guzmán guided army patrols into the guerrilla zone, where thirteen camps were discovered and arms depots were found “with more weapons than the authorities had in all the valley.” Peasants who served as porters for the guerrillas later complained that de ha Puente reneged on promises to pay ten times the going rate for delivery of food and weapons.
Probablemente Guzmán haya sido uno de los insurgentes que descendían de las cumbres y eran capturados.
8. Los Estados Unidos en el Cusco
Gall lo cuenta así:
Many Peruvian officers and noncoms were among the eighteen thousand Latin-American soldiers trained at the U.S. Army Counterinsurgency School in Panama. Thousands more have undergone Special Forces training in the United States, and others participated in intensive courses in intelligence, logistics, communications, and jungle warfare. In addition, many agents of the Peruvian Investigative Police have attended a counterinsurgency school run by the Central Intelligence Agency. Detailed aerial maps of the Mesa Pelada area were made after Hugo Blanco’s capture, and thousands of Peruvian Rangers were available when de ha Puente’s guerrillas appeared there in May, 1965. The plateau was bombed repeatedly by British-made Canberra bombers of the Peruvian Air Force, even though the area was covered with fog most of the time.
Y es más, esta comisión Luis de la Puente Uceda afirma:
existe documentos que la CIA norteamericana, tenía abundante información sobre lo que se estaba gestando en La Convención (estos detalles y otros lo trataremos en una recopilación de datos, que pronto estaremos narrando a través de un libro).
9. Bombardeos con napalm
En este informe de viaje a la tumba de Luis de la Puente Uceda, Rubén Tupayachi y otros en 2005, varios sobrevivientes de las guerrillas dan el siguiente testimonio:
Al inicio de las acciones, en Junio de 1965 tuvimos un desertor y delator: Alvino Guzmán quien Informo al ejército de nuestros siete campamentos de entrenamiento, almacenamiento de víveres y municiones y cuya puerta de ingreso era el Sector de Beatriz Baja en el Distrito de Maranura. La Fuerza Aérea bombardeó con bombas NAPALM todos estos campamentos y prácticamente nos dejaron con lo que teníamos en mano. Primero pasaban aviones con altoparlantes hablando en quechua avisando a los campesinos a que escapasen porque iban a bombardear. Las bombas NAPALM arrasaban y quemaban hasta los árboles, era como una gelatina que se esparcía y todo lo que agarraba lo hacia arder.
Bombardeos similares ocurrieron en Junín.
10. El fusilamiento de los insurgentes
El informe citado anteriormente detalla que la muerte de los dirigentes insurgentes no fue en combate. Éstos se entregaron bajo el compromiso que sus vidas fueran respetadas.
Los nueve integrantes de la columna guerrillera estaban camino a Chullcuni sitio adonde se dirigían para llegar al Cusco y buscar asilo pero en vista del agravamiento de la salud de de la Puente en un consejo guerrillero acordaron enviar a Tupayachi y Paul Escobar a negociar con el Ejercito la evacuación del Comandante a un hospital. Los emisarios guerrilleros bajaron a Choquellohuanca donde había un destacamento militar y de allí fueron conducidos hasta la Base antisuversiva de Chaullay. Los militares se pusieron en comunicación con la Comandancia General de Lima, y aparentemente aceptaron las condiciones de la negociación, pero lamentablemente tenían otras ordenes: “acepten sus condiciones pero a Papa y a sus hijos los queremos muertos.”
Al día siguiente subió la patrulla militar con los dos parlamentarios guerrilleros para que ubiquen donde estaba el resto de las guerrillas. Han llegado a la zona de Mesa Cancha donde cerca debía estar la guerrilla esperándolos. Dos jóvenes campesinos de la guerrilla se escaparon en ese momento. El oficial a cargo de la patrulla militar llevo a los siete sobrevivientes al pie de un árbol grande de eucalipto y hace que de La Puente y Tupayachi escriban su testamento en una máquina de escribir incautada a un señor Pérez dueño de la tienda de víveres de Choquellohuanca y que había traído consigo. De la Puente al darse cuenta que el Ejercito no iba a cumplir su palabra ha increpado al oficial y se produce un intercambio de palabras fuertes .
Los siete fueron fusilados junto al árbol. Los enterraron en dos grupos en la pendiente. De la Puente, Rubén y Paul en la parte de arriba del terreno y los cuatro restantes Cuzquen, Parisini, Soto Ponce y Quispe más abajo. Un campesino trabajador escondido entre las malezas fue testigo de estos incidentes y nos informo en Quillabamba de todos los pormenores.
Todo esto ha sido revelado recientemente, hace pocos años.
11. La cabeza de de la Puente
Sale en Caretas:
“Mi primo Roberto me contó que, luego del enfrentamiento, los soldados le cortaron la cabeza a de la Puente. Se la llevaron como trofeo,” relata Marín.
¿Estará en formol en algún lugar?
12. Saturnino Huillca: ¿por qué fracasó la guerrilla?
Hugo Neira en su libro de 1974 “Saturnino Huillca: habla un campesino cusqueño” recoge el testimonio del dirigente campesino quechua sobre el fracaso de la guerrilla de de la Puente Uceda:
Bueno, en la misma Mesa Pelada se formaron los guerrilleros, Luis de la Puente Uceda. Se levantaron y no habían participado a los campesinos: Solamente entre ellos, llamandose, se habían organizado para hacer las guerrillas. Si acaso no hubieran participado, los campesinos hubieran ayudado. La masa hubiera sabido, de cada pueblo hubieran venido comisiones con la ayuda respectiva. ¿Por qué no participaron? Justamente fracasó la guerrilla en Mesa Pelada. Si se llevaba una buena coordinaci6n, buena orientacion, esta guerrilla hubiera triunfado. Por eso es que han fracasado. Y además, dentro de ellos se encontraba Aurelio Guzman, un hombre que estaba contra ellos. Fue un traidor. Los denunció al gobierno de Belaúnde. Así fracasó esta guerrilla. Tambien yo estuve. Fui, estuve, con ellos. En esa oportunidad les dije que éramos pocos, que no íbamos a alcanzar el triunfo. Necesitábamos la concurrencia de la mayoría para poder triunfar. Si nos levantamos unos cuantos, unos pocos, no podremos. Pero si todos participamos en este movimiento, lograremos lo que aspiramos. Triunfaremos. Podremos cambiar nuestra existencia por una mejor. Con unos pocos sólo llegaremos al fracaso, y podrán debilitarnos, les diie.
(…)
Ellos estaban trabajando diciendo va haber nueva forma de vida, ya no va haber tiempos de esclavitud, ya nunca más nos van a perseguir los ricos. Nosotros vamos a realizar las reformas, diciendo, estamos trabajando. Así, vi en la Mesa Pelada. Alli he permanecido dos días, así ha sido. También de la Puente Uceda me agradeció bastante. Él no sabía el idioma de nosotros.
(…)
Bueno nuestro compañero de la Puente Uceda y sus compafieros han fracasado por no haber hecho bien sus organizaciones, porque posiblemente hubo dentro de ellos otros hombres que no, eran de la misma idea, porque ellos no contaron con el apoyo del pueblo. Si los hubieran ayudado, ellos hubieran podido haber hecho el avance como fuese. Tampoco los ha apoyado el hombre del pueblo que ha estadoen poder de los hacendados, acostumbrados a ser tratado como animales, arreado por ellos como caballos. Asi quieren seguir viviendo. Y además no se dan cuenta que vivan así. Descuidaron esto, por eso han fracasado. Así yo pienso a mi modo de ver. Yo tambien en la formaci6n de los sindicatos, he tenido mucho cuidado, y seguramente a ellos les faltó ese cuidado.
Huillca era un reconocido organizador campesino, cercano al comunista cusqueño Emiliano Huamantica. Sale en la cantata de Celso Garrido Lecca, Kuntur Wachana.
13. Guerrilla sedentaria
La concepción de la insurgencia de de la Puente era discrepante con la del argentino Guevara, que alentó al ELN, que operó en Madre de Dios y Ayacucho. Guevara incluso sería seguido por peruanos del ELN en Bolivia. Mientras que De la Puente ponía más énfasis en la conexión con los campesinos, Guevara y sus seguidores peruanos, notablemente Béjar, lo ponía en la movilidad del grupo insurgente. La guerrilla de de la Puente no libró combates como los de Pucutá o Yahuarina en Junín o hizo una toma como la de la hacienda Chapi en Ayacucho por el ELN. Aunque sí parece haber conectado con los campesinos, militarmente fue rápidamente aislada, cercada, traicionada y aniquilada. Béjar diría que sería una “guerrilla sedentaria”, atrapada en una trampa mortal. Sin embargo, de la Puente sería un gran comunicador y, además de sus anuncios previos a su acción armada, daría un mensaje al país a través de la revista Caretas desde el teatro de operaciones, como el discurso en La Convención disponible en el presente post. Su mensaje se haría sentir en el país y evidenciaría la necesidad de cambios sociales, reformas estructurales. Tan así que los militares que lo combatieron acabarían adoptando la agenda de la guerrilla unos cuantos años después.
Y como en Junín y Ayacucho, no habría ni comisión de la verdad, ni reparaciones, ni cálculo de muertes, ni audiencias públicas ni juicios a militares. Todo quedaría ahí, enterrado.
P.SVer una evaluación sobre las guerrillas en “Perú: revolución, insurrección, guerrillas” por Américo Pumaruna, quien no sería otro que Ricardo Letts, según cuenta Leon Campbell en THE HISTORIOGRAPHY OF THE PERUVIAN GUERRILLA MOVEMENT.
Cerco a la “guerrilla Pachacútec” por destacamentos “Leopardo” y “Tigre” desde Occobamba (derecha) y por destacamentos “Cóndor”, “Águila”, “Lince” y “Cernícalo” desde Chaullay (izquierda). Basado en Gonzalo Añí Castillo (y a su vez basado en el Ejército Peruano).
Luis de la Puente Uceda. Dirigió una guerrilla muy mediática. Con anuncio de su acción subversiva en una manifestación en la Plaza San Martín de Lima y una conferencia de prensa a Caretas en el teatro de operaciones. Fue la guerrilla más publicitada de América Latina. Nótese que en el fondo está Albino Guzmán, el tercero de la derecha.
Albino Guzmán desertó de la “guerrilla Pachacútec” y se convirtió en informante al ejército, delatando los escondites de los insurgentes. Imagen tomada del libro de Richard Gott (pero la fuente original debe ser Caretas, que entrevistó a los insurgentes en Mesa Pelada).
“La tumba de Luis de La Puente y las de otros ocho miristas están sobre la quebrada de Choquellohuanca, en la zona de Amaybamba., donde fueron emboscados por el Ejército.”
“luego del enfrentamiento, los soldados le cortaron la cabeza a Luis de la Puente. Se la llevaron como trofeo”  . 

No hay comentarios: