Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




14 de septiembre de 2015

El hombre mediocre

Image result for jose ingenieros

Por Jose Ingenieros



Para ser mediocres, hay que detenerse parapetados en los prejuicios, los complejos, los resentimientos, y la mezquindad con los demás. No valorar a otro ser humano, porque no es, piensa, o actúa como nosotros, es ser mediocre. No reconocer su valía, sus cualidades, y el empeño que le pone a las cosas, a pesar de que no lo haga tan bien, pero lo intenta, es ser mediocre. Y alardear de títulos, posesiones, adquisiciones, y hasta de cuantas mujeres, u hombres se haya conquistado; es de lo más pobre que se puede ver en un ser humano. Patético. Deplorable. Solitario...


Discriminar a los demás, porque no son como nosotros, o son de otra raza o nacionalidad; o porque no están a "nuestra altura", o porque simplemente no nos agradan físicamente, o por su forma de vestir. Llegando incluso al colmo de juzgar a las personas por la calidad o marca con que visten... Es ser mediocres. Sin personalidad. Faltos de autoestima.

Y hablar mal de las personas, a sus espaldas, urdiendo historias, o derramando veneno para desprestigiar gratuitamente, sólo porque lo que hacen los demás nos despierta uno de los sentimientos mas ruines, la envidia. O tenemos rencor, o sentimos egoísmo de que los demás avancen, o intenten superarnos, con sus cualidades y todo aquello que por más posesiones, adquisiciones, y ciertas titulaciones que ostentamos, no podemos tener... UN ESPÍRITU LIBRE, en el amor, la verdad, y la justicia... Ser así, es ser mediocre, y pobre, y triste ente que pulula subsistiendo por la vida, por los lupanares, aparentando ser lo que no se es, y dando voces prepotentes con arrogancia histriónica, que denota una enorme debilidad y falta de capacidad para superar a los demás desde el interior, con humldad...

Así es el hombre mediocre (hablando de ambos géneros)... Destinado al fracaso aunque se esfuerce. Porque centra más sus energías en fijarse y atacar a los demás cuando están avanzando. Y porque no se da cuenta que todo lo que le sucede, es el resultado y consecuencia de sus propias maldades.



Fuente: Wilkipedia

José Ingenieros (Palermo, 24 de abril de 1877 - Buenos Aires, 31 de octubre de 1925) fue un médico, psiquiatra, psicólogo,criminólogo, farmacéutico, sociólogo, filósofo, masón, teósofo1 2  escritor y docente ítaloargentino. Su libro Evolución de las ideas argentinas marcó rumbos en el entendimiento del descarrilamiento histórico de Argentina como nación. Se destacó por su influencia entre los estudiantes que protagonizaron la Reforma Universitaria de 1918.


Ingenieros no fue lo que actualmente se denomina «sociólogo»; más bien se podría calificarlo como un ensayista crítico, sin ser esta apreciación despectiva en ningún sentido: muchos ensayistas críticos han aportado más al cambio social que la mayoría de los que luego se denominarían «sociólogos». Sus ensayos acerca de la sociedad de su época ayudaron a abrir el diálogo sobre un sinnúmero de aspectos morales y éticos de la Argentina de principios del siglo XX, discusión que se originó en diversas corrientes de opinión política de la época como el socialismo, la masonería, el comunismo y el anarquismo y que derivó en la inclusión, transformada por cierto, de esos principios en vastos movimientos sociales como el radicalismo y el peronismo, que monopolizan la política argentina hasta el día de hoy.

No hay comentarios: