Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




31 de mayo de 2015

Otro llamado a la Unidad




Por Tomas Miranda Saucedo

25 AÑOS DE NEOLIBERALISMO Y PRIVATIZACIÓN: RECUPEREMOS NUESTRA SOBERANÍA.

Hace unos días escribí un artículo sobre la llamada “unidad de izquierda” a partir de un esfuerzo loable realizado por los militantes de ayer y de hoy de Vanguardia Revolucionaria; “voces de los sesenta (onas y ones) para los sueños de hoy”. Alertado por la casi profecía de Cesar Lévano, que a algunos les parece terriblemente exagerada; sobre el peligro de construir la izquierda desde la cima político dirigencial de los ya conocidos métodos de los partidos políticos que más parece “una mesa de negociantes, para calentar asientos y engordar billeteras”.
Edmundo Murrugara ha planteado un tema bien interesante, desafiante e interpelador. Nos recordó que hace 5000 años existía en el Perú antiguo con Caral un “mercado• que interprete con pueblos en proceso de acumulación primitiva del capital. Imaginaba que cuando se decía Caral, se hablaba también del Egipto antiguo, de Mesopatamia de las primeras civilizaciones de la humanidad con sus propias particularidades pero con hilos conductores mundiales. Y de Grecia y Roma que no pudieron crear sus civilizaciones, como afirmaban sus principales filosos socráticos sin el papel del trabajo esclavo. “semiesclavo”, “obligado”. No podría entenderse las pirámides de Egipto sin los miles de trabajadores que la construyeron, o el Coliseo Romano, o Machupichu sin el trabajo esclavo o semiesclavo. Igual que no puede entenderse la construcción del metro de Moscú, a las nuevas ciudades que se forman en la China o la India, sin la explotación de miles y millones de trabajadores y trabajadores. .
Cuál es la diferencia, desde esas épocas antiguas, que en esos tiempos no había ciudadanos, había reyes, después señores feudales y finalmente burgueses. Pero no me percata que en esos tiempos no había sindicatos que defenderán a los trabajadores, a las mujeres, a la juventud. Ciertamente si hubo Espartaco y tupac amarus, pero no instituciones de los propios trabajadores y el pueblo.
Hoy en pleno siglo de la modernidad de los avances de la ciencia y la tecnología, el mundo ha cambiado poco, muy poquito a pesar de la modernización y urbanización que vivimos de estas últimas décadas. Hay en el mundo y el Perú que es parte de ese dado roído y redondo, grandes grupos sometidos a la esclavitud. Dirán que son pueblos o grupos minoritarios pero los son y son los más vulnerables porque están asociados a su color de piel, a su idioma y al deseo de resistir por construir un mundo con un desarrollo propio, y en convivencia y cooperación y paz.
Huamán Poma de Ayala hace mucho 400 años imaginó un buen gobierno basado en una ruptura del orden colonial oprobioso de ese entonces y le propuso al Rey una "República de Indios y otra de españoles”, Curiosamente es lo que el Banco Mundial hace en todos los estados con sus gobiernos. Solo que la categoría ha cambiado. El buen gobierno es para los más ricos para que acumulen más y concentren más riqueza y otro gobierno es el de la de precarización y dislocación para los pobres de la tierra y de nuestra tierra, para mantener a los de arriba. Este orden las instituciones financieras internacionales la ha maquillado con el nombre de inclusión social; ese al valor que tienen las políticas sociales para pueblos y grupos minoritarios y menos favorecidos, de ahí que resulta natural la opinión de García de que existen ciudadanos de segunda clase. Alguna vez me preguntaron por qué en el colegio no se enseña filosofía o sociología o economía; o porque no se enseña quechua o un idioma indígena, no solamente en lugares rurales e indígenas como recomienda el Banco Mundial; sino en todas las escuelas del país con el mismo valor de la enseñanza del inglés. Acaso no repetimos a Arguedas de hablar y danzar feliz en dos culturas, en sentir en indio y en cristiano, en estar plantado en nuestra cultura y en la cultura mundial,
Entonces es necesario el debatir programático del discurso y no maquillarlo. Por eso me parece inescrupuloso que dirigentes e intelectuales tan importantes estén tras el vientre de alquiler del Partido Humanista. Con qué derecho se quiere maquillar la memoria del pueblo, en nombre de qué y de quien; de cual Simons, del que sufriendo injusta prisión alabo a su carcelero Fujimori. Del que convencido por Alan García defendió la tesis mediocres y anacrónicas del “Perro del hortelano” o con el apoyo a la matanza de Bagua de indígenas y policías, o el personaje que se fue con el PPK, uno de los lobistas más importantes que tiene el banco mundial en el mundo y las trasnacionales del planeta. Cuál es la diferencia de los Pepes Julio pidiendo un millón de lentejas con “los roba cable”, “los mataperros”, “los come pollo”, “las lava pies”. Porque hacer de la política la farándula de programas como Combate basadas en la cultura del culo y del embrutecimiento.
La privatización de la sociedad - entiéndase privatización como dislocación y destrucción de lo público, ha llegado al centro mismo de los partidos políticos de todos, incluidos las organizaciones y partidos de izquierda. Por eso es natural que se esté hablando bajo la mesa de asociarse con PPK, por eso Fabre ha recomendado que el ppkausa se declare •progresistas y de izquierda”. Si hasta Dionisio Romero ha declarado públicamente que es de izquierda.
Alan García tiene el mérito de recoger el legado de Haya de la Torre, pero no del Haya de la revolución del 33 y de su programa antiimperialista. Sino del Haya que apoyó el golpe de estado en Guatéamela en el 54, que se unió al bloqueo económico de Cuba, que se alegró con el derrocamiento de Salvador Allende, que lucho encarnizadamente contra la Reforma Agraria de Velasco y que desde la década del ochenta ha sido la mayor institución política porosa y permeable a la infiltración del narcotráfico. Por eso es natural la vocación inmobiliaria de García y natural “que la plata llegue sola” a través del indulto a miles de narcotraficantes y es natural que escape a todo a todo control e investigación que le ha entablado el poder judicial o el ministerio público, porque a pesar de jueces y fiscales probos, estas instituciones están infestadas del narcotráfico y son reconocidos militantes apristas. Sin embargo es bien interesante el papel de las bases del Apra por que acaban de terminar una convención de renovación de sus órganos partidarios que según datos de la ONPE han intervenido más de 250,000 militantes o simpatizantes
Una de los mayores traumas de la privatización de la política es que elegimos a representantes que no representan a nada no a nadie y que llegan al gobierno a recuperar su inversión. Y cuando habla de Humala tiene que referirse al apoyo y al sostén que hacen los partidos de izquierda. Los primeros años con un apoyo abiertamente y hoy -como llaman los jóvenes- “por lo bajo”. Humala quien rápidamente acepto el “piloto automático de la economía” que le proponía el Banco Mundial y que en el Perú se llama Acuerdo Macroeconómico Multianual firmado con el Banco Mundial: ahí están claro todas las políticas y los lineamientos de políticas para la destrucción de la educación pública, la privatización de la salud, la reversión de la poca tierra asociativa que existe en el pero bajo el sistema de áreas naturales protegidas, la perdida de los derechos laborales. Y la pobreza moral e intelectual de Humala que no ve la hora de culminar su periodo. Ahora que el pueblo lo detesta, Cesar Hildebrandt nos recordó ¿en qué momento el representante de los indignados paso a someterse a la CONFIEP, cuál fue el guau y su bocado?

Y la respuesta a la manera de Vallejo es que hacer, hay mucho que hacer y me atrevo a proponer 4 a 5 ideas programáticas.

1. Que nuestros representantes sean nuestros líderes y dirigentes que luchado por las reivindicaciones del pueblo. Por qué no construir una candidatura unitaria en torno a la CGTP y la FTAP, FENTANUPU, Federación Minera y todas las federaciones de trabajadores liderados por Mario Huamán, los dirigentes del Pacto de Unidad (CCP, CNA, AIDESEP) que ayude a la construcción de un partido de los pueblos y de los trabajadores. A que caben todos los que están luchando como Veronica Mendoza, Sergio Tejada o Marco Arana para citar algunos nombres.
2. El cambio de la constitución con una asamblea constituyente. Las instituciones creadas por la constitución del 93 no solamente están corrompidas sino que no funcionan,
3. Impuesto a los más ricos y nacionalización de las empresas y servicios públicos estratégicos.
4. La centralización de todas las luchas y conflictos sociales en una asamblea nacional popular.
5. La solidaridad con todos los pueblos del mundo contra la guerra y la explotación.
En este camino quiero reenviar y convocar a todos nuestros amigos y amigas de las más variadas limitación y procedencias la invitación del Frente de Defensa de Empresas públicas que realizara una audiencia pública en Lima para recuperar la soberanía nacional, es un paso, no el único, para construí una verdadera representación de los trabajadores de los pueblos y de los trabajadores que puedan derrotar los 25 años de liberalismo y privatización., con la esperanza de que todos los trabajadores y pueblos que resisten que cuando encuentran la unidad nos volvemos invencibles.

No hay comentarios: