Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




5 de febrero de 2015

Rinden gran homenaje a Héctor Béjar

Héctor Béjar
Embajador Eduardo Carrillo




 
Béjar: siempre buscando la unidad



Por Jorge Aliaga Cacho
Centenares de personas colmaron ayer las instalaciones de la Derrama Aministrativa, en la calle Gregorio Escobedo, Jesús María, para rendirle un justo homenaje al líder histórico de la izquierda en el Perú, Héctor Béjar Rivera. 'Héctor Béjar fue uno de los dirigentes del movimiento guerrillero de 1965, por lo cual pasó cinco años en prisión siendo amnistiado por el gobierno del General Velasco'. En la hoja de vida del compañero Béjar se puede distinguir que él es dueño de una intachable calidad moral, habiéndose consolidado como un honorable maestro universitario, ciudadano ejemplar; infatigable defensor de las causas sociales y fraternal amigo, comprometido con las legítimas causas populares.
Héctor Béjar Rivera ha sido nominado como pre-candidato para ocupar el cargo de Presidente del Perú, por el I Gran Congreso por la Unidad y una Nueva Constitución realizado en Arequipa . El poder de convocatoria que tiene su nombre ha sido puesto en evidencia, ayer, cuando hemos visto a centenares de personas: entre trabajadores, intelectuales, estudiantes, artístas, etc., rindiendo un justo homenaje a este gran peruano. Héctor Béjar además de su aclamado libro "Las guerrillas en el Perú de 1965", entre numerosas publicaciones académicas, ha escrito un libro que considero sustancial para interpretar la  realidad peruana. Me refiero a su: "Mito y Utopía" (o relato alternativo del origen republicano del Perú). En esta obra fundamental Héctor Béjar se ocupa desde los Mitos Europeos hasta la República Mestiza. En éste último tema nos aclara el panorama de la verdadera historia del Perú, y deslinda con la historia escrita que hace protagonistas, con algunas salvedades, a quienes fueron usurpadores de los destinos de la patria. En esta obra Béjar nos deja un mensaje claro: 'La República mestiza resultó de la derrota de las utopías libertadoras y el triunfo de los realismos locales. Cada uno de estos realismos estuvo representado por  un grupo y un caudillo. Es conocido que todos ellos formaron las repúblicas a su imagen y semejanza: ignorancia de las leyes económicas, desconocimiento de la propia sociedad, consideración de la cosa pública como una prolongación del interés privado, exclusión de los otros sectores sociales arguyendo justificiaciones racistas'. Esta situación se mantiene hasta nuestros días. Solamente con las reformas llevadas a cabo por el General Velasco hubo un intento de cambiar ésta situación. erante en el Perú.

A continuación publicamos el discurso que Hécto Béjar Rivera encargara leer al Embajador Eduardo Carrillo Hernández, su amigo y compañero de lucha durante la dictadura fujimontesinista.

AGRADEZCO A TODOS MIS AMIGOS Y AMIGAS, COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS QUE ME HAN HECHO UN HOMENAJE EN LA DERRAMA MAGISTERIAL
ESTOY HOSPITALIZADO EN NEOPLÁSICAS. HE ENVIADO EL SIGUIENTE MENSAJE QUE LEERÁ EL EMBAJADOR EDUARDO CARRILLO.
Estimadas amigas, amigos, compañeras y compañeros

He encomendado a mi antiguo amigo, el Embajador Eduardo Carrillo, la lectura de este mensaje de agradecimiento por el homenaje con que ustedes me honran esta noche. Con Eduardo, Gustavo Mohme, y un grupo de compañeros y compañeras hicimos la lucha contra el régimen de Fujimori desde el noventa hasta el 2000.
Gracias a los organizadores de este acto. Gracias a los artistas que vinieron esta noche y muy especialmente a Margot Palomino. Gracias a ustedes que me acompañan en ideas y en espíritu.
A los compañeros y amigos que intentaron recolectar fondos para ayuda económica, les agradezco el gesto. Menos mal que no necesito esos recursos. Puedo enfrentar mi situación con mis propios medios. Gracias de todos modos. La costumbre, el hábito de dar, debería formar parte de nuestra cultura. Dar para construir. Dar para acostumbrarnos a un manejo honesto de los recursos. No es malo hablar de dinero, porque es y será siempre necesario. Lo malo es robárselo.
Entiendo el gesto de ustedes esta noche no solo como un homenaje a mi modesta contribución personal a una causa que compartimos, sino como un recuerdo dirigido hacia nuestra generación, como algo colectivo que nos envuelve y compromete. 
Durante mi vida no hice otra cosa que ser leal a ciertos principios que me parece deberían ser básicos. Sabiéndome habitante de una sociedad injusta como la nuestra, hice todo lo posible para colaborar con otros compañeros en el indispensable y urgente esfuerzo de transformarla radicalmente, de manera que los peruanos y peruanas podamos gozar de una verdadera libertad económica, política, social y cultural; y convertirla en una sociedad limpia y ordenada. Seguiré en ese esfuerzo hasta el fin de mis días.
Eso fue muy difícil y chocó con muchos obstáculos. Ya sea en posiciones radicales o moderadas, ensayando todos los métodos para contribuir al cambio, para sugerir y convencer, dentro del sistema y fuera del sistema, en la acción o en el estudio, quienes queremos cambiar esta sociedad tuvimos y tenemos que enfrentarnos a enemigos dispuestos al engaño, la mentira, la calumnia y hasta el asesinato, con tal de mantener su posición de explotación y dominio. Hoy padecemos un momento de profunda corrupción que daña la contextura moral de los peruanos y peruanas. Una gran ola de lodo asqueroso y maloliente asciende y empieza a cubrirnos. Nada, ni el capitalismo ni el socialismo o ningún modelo posible de sociedad, puede ser construido sobre la endeble base de gente que arriba y abajo está acostumbrada a la explotación, el robo y el engaño. El Perú necesita bases morales consistentes para edificar algo que dure, que permanezca a través de las generaciones y que nos sirva a todos. La única reconciliación posible con nuestro país y con nosotros mismos es la que se debe lograr a través de la justicia. 
En estos días la corrupción se ha convertido en un tema de actualidad. La prensa concentrada destaca los casos que perjudican al actual gobierno de manera escandalosa, los manipula y los usa en su beneficio para presionar, amenazar y chantajear; y se olvida de otros casos en que sus dueños están involucrados. Nosotros debemos tener presente que lo que llamamos corrupción, es decir el uso de fondos públicos para el enriquecimiento privado, es el sistema que fue instalado por el neoliberalismo en 1990 para que viejas y nuevas familias se apoderen de los fondos públicos. Es el sistema que permite que audaces empresarios, grandes y pequeños, usen los fondos que aportamos todos los peruanos, mediante concesiones de todo tipo y contratos para hacer obras que los funcionarios están obligados a realizar porque para eso les pagamos. Es el sistema mediante el cual las empresas, grandes y pequeñas, peruanas y extranjeras, incluyendo las del narcotráfico, ponen sus representantes en el Congreso, ponen y sacan ministros. La corrupción no es un accidente, es un sistema, aquí y en todos los países capitalistas. Es el sistema que ha causado la quiebra de Grecia, la ruina del Estado del Bienestar en Europa, el déficit de los estados, la desocupación y anulación de los derechos sociales. Un sistema que debe ser abolido y reemplazado por un Estado democrático y eficiente, accesible a todos los peruanos y peruanas.
¿Cómo hacerlo? ¿Cómo lograr construir una sociedad justa y verdaderamente democrática en nuestro país?
Debemos edificar redes propias para defender nuestros derechos. Debemos defender el seguro social, hoy amenazado por la privatización. Debemos defender la escuela pública hoy en manos de los organismos financieros internacionales. Debemos defender las universidades públicas, hoy capturadas por el Fondo Monetario Internacional mediante una ley abusiva que anula la autonomía universitaria y las convierte en escuelas de técnicos carentes de sensibilidad social y conocimiento del Perú. 
Debemos acabar con las ingenuas esperanzas en que alguien nos salvará del enemigo principal. No son los salvadores ocasionales en busca de fortuna, no es el éxito electoral inmediato de otros lo que debemos perseguir sino una realidad distinta, cualitativamente distinta y duradera, sostenible, basada en nuestras fuerzas. Somos nosotros quienes queremos un cambio radical, no son otros, quienes tenemos la obligación de contribuir a la transformación de las estructuras de dominación, robo y semiesclavitud, en nuestro país. Las circunstancias mundiales y de nuestra región son ahora favorables. Somos nosotros parte del problema porque nosotros y nadie más que nosotros, puede iniciar la transformación convocando a quienes en todos los rincones de nuestro país, en todas las clases sociales, se han negado y se niegan a tolerar un régimen como éste, de saqueo y latrocinio.
Ese me parece que es, amigas y amigos, el sentido del homenaje con el que ustedes me honran esta noche. Es un homenaje a nosotros mismos, a nuestra gente, y a quienes han creído y creen que se puede vivir de otra manera. Un llamado a la acción mediata e inmediata. Un llamado a unirnos en una tarea política, social y moral que sobrepasa las fronteras políticas, el medio y los discursos a los que estamos habituados. Junto con las nuevas generaciones es hora de modificar nuestros estilos de trabajo y abrirnos a las nuevas realidades.
Un fuerte abrazo a todos y a todas. Un abrazo en la acción y la esperanza.
Héctor Béjar

No hay comentarios: