Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




17 de febrero de 2015

Enrique González Arias de Uruguay estará presente en el III Encuentro Internacional de Escritores y Poetas a realizarse en Huacho, Lima, los días 18, 19, 20 y 21 de agosto.


Mujeres malas Mujeres buenas
de Jorge Aliaga Cacho
Por Enrique González Arias


Para comenzar diré que van sirviendo un plato delicioso en la sala, el aroma se esparce entre los comensales, hay una música de fondo suave y dulce que hace juego de unidad con el olor, unos alzan la nariz , otros las cejas, unos hacen muecas de agrado o desagrado y algún goloso se lame la comisura de los labios saboreando ese delicado y preciado plato.
El mozo se desplaza por entre las mesas y todos están atentos a ese plato que lleva y en esos devaneos averiguan que plato es para pedirlo.
El plato es el libro y en esta ocasión soy el mozo que lleva ante el auditorio el contenido del libro creado por un gourmet para que lo saboreen.
Este libro es un libro de pluralidades donde están las ideas, el amor, la vida con todas las concurrencias de ella en el transcurso impersonal de un tiempo que va delineado en cada página.
Puedo destacar líneas de belleza humana que se dan por lógica como humano el homenaje al padre del autor el poema “Amauta Celendin”, junto a “Vamos Campeón” donde desbloquea la ambigüedad con la certeza de su gusto personal y este es un gusto humano que expone desde su corazón de hincha que puede ser reflejado para cualquier cuadro pero veamos al recordado Roberto Fontanarrosa un hincha de San Lorenzo que expuso su condición a su cuadro de mil amores en su obra Cuentos de futbol. Siguiendo un marcado margen social aparecen “Khuyapapay” y “Los hijos de Dios” todos ellos con la obligación del poeta de mostrar en sus versos la sociedad suya, el descalabro la tristeza y la verdad de sus ojos ya que no existe verdad absoluta sino la de su entender y su posición al respeto.
Luego hay una serie de poemas conquistadores de sentimientos y amatorios en los que el expresa su estilo de acaramelamiento sugestivo en que allana la realidad del amor descarnado, vemos en
“Como viento al alma” allí dice…”nos unimos en trueno”… en “Quimera azul” dice…soñé, amada mía, tu nombre… en “Amada mia” dice: "…comerte hasta el nombre…" y vuelve en su sello que destacó también mi amigo Raúl Gálvez Cuéllar el poema : “Si no te molestas”, es un bello concordato de amor muy preciso y en esa línea siguen “Playa de amor”, "Sacudo el tiempo", "Tu boca", “Playa desierta”, "Piruetas" y “Aturdidos”.
Luego destaco los geográficos donde se unen las luces del amor y la asiduidad de viajero varados en lugares desde donde sugiere salta el amor. En esos retratos comparte desde la bellaza de la composición de “Natalia” seguido por lógica de “Limeña”, "Alhambra" personificada, “Tsvetnoy Boulevard”, “Si vas a Venecia”, “Princesa del Río Almond” y “Lady Diana del Sur” todos ellos marcan más allá de su genialidad de buena o mala, el toque de la vida, donde el poeta se desplazó o soñó sus versos, esa inspiración muesca de deidad placentera y dolor amalgamadas van corriendo en estas páginas que el lector, sabrá degustar con mucho placer a unos versos bellos, con gusto, según el género y su óptica seguramente compartirán conmigo que es un buen libro de poemas, donde el amor esta expuesto desde la sensualidad de la tapa hasta el compromiso de su condición humana y de lucha con su pueblo.

Enrique González Arias
Mujeres malas Mujeres buenas
de Jorge Aliaga Cacho

No hay comentarios: