Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




11 de febrero de 2015

Qarwarasu, en peligro de muerte


Cuando las autoridades y Frente de Defensa trabajan para Laconia
Por Hernán de la Cruz Enciso (*)
Los ancianos, en las mañanas, se sacan el sombrero y saludan al Qarwarasu. Las mujeres y los hombres le cantan al Qarwarasu en carnavales y en la fiesta del toril. Los niños crecen viendo llegar las lluvias desde ese lado. Todas las obras de José María Arguedas hablan de nuestro nevado. El mismo Misitu, el toro mítico que en las pampas de Qoñani reta al trueno con su mugido, bebe las aguas que brotan de los falderíos del gran cerro. Miriam, el personaje central de mi novela “Vientos de fuego”, a publicarse pronto, gira alrededor del gran cerro montada en el viento. En Larcay las aguas termales provienen del volcán muerto. Qarwarasu no es, pues, solamente el cerro que absorbe las lluvias y arroja agua todo el año para que los pueblos de Lucanas, Sucre y Andahuaylas puedan tener vida. Más que un cerro, Qarwarasu es patrimonio cultural y religioso (Apu) y el nudo de vida que une a través de la historia a los pueblos Soras-Chankas. Pero de pronto nos encontramos con el peligro de que el gran Qarwarasu, que da agua a los pueblos de Larcay, Soras, Paucaray, Paico, Querobamba, Quije, Chilcayoc, Chalcos, Belén (Sucre), Pampachiri, Pomacocha, Huayana Umamarca, Chaccrampa y Chiara (Andahuaylas) y Chipao, Andamarca y Cabana (Lucanas) está en peligro de desaparecer porque una minera australiana llamada Laconia South América se ha instalado en el nevado, primero para realizar trabajos de exploración, luego para explotarlo. Laconia tiene también un proyecto de oro, plata y cobre, en Rasuhuillca (Ayacucho).
Por supuesto, los pueblos de los alrededores no se quedarán con los brazos cruzados. El 5 de febrero de este año hubo paro provincial en Sucre, pero el impacto fue amortiguado por la visita de Ollanta Humala a Querobamba, que llegó “casualmente” a inaugurar por segunda vez el asfaltado de la carretera a Wamanga.
PROYECTO KIMSA ORCCO
La empresa Laconia South América S.A.C. tiene un proyecto minero denominado Kimsa Orcco, ubicado en el Apu Qarwarasu (distrito de Morcolla, Sucre, Ayacucho). Según fuentes de la provincia, en el caso de Huacaña, el presidente comunal firmó el permiso para que Laconia explore pero la directiva renunció ante este hecho. En Morcolla ha sucedido lo mismo y en el caso de Tintay sólo habría firmado el vicepresidente. En abril del año pasado el Ministerio de Energía y Minas (MEM) emitió tramposamente una resolución que aprobaba el proyecto de exploración Kimsa Orcco, sin que Laconia haya obtenido licencia social. El MEM para lanzar esa resolución recibió solo un acta de compromiso.
Los pasos que siguió el proyecto minero:
1) Resolución Directoral Nº 106-2014/MEM-DGM de fecha 22 abril 2014, en virtud del cual se aprueba el Proyecto de Exploración. (Esta resolución fue detenida por el alcalde provincial Fabio de la Cruz y por el Frente de Defensa de las Comunidades de Sucre, entonces presidido por el querobambino Johnny Martínez Arone, a través de la presión mediática y movilizaciones al nevado de Qarwarasu). Pero Laconia atacó frontalmente a Fabio de la Cruz con difamaciones través de los canales de televisión (https://www.youtube.com/watch?v=yDdSx7hYMz8) diciendo que es minero informal. Según el Registro de Declaraciones de Compromisos del Ministerio de Energía y Minas, Fabio de la Cruz y la ex consejera Zoila Bellido Jorge, quienes encabezaron la defensa del Qarwarasu, no son mineros... Laconia también mueve sus tentáculos y logra sacar a Martínez del Frente de Defensa con el argumento de que era candidato, y coloca a otro querobambino “manejable” o "comprable": Emilio Orosco Pillihuamán.
2) Informe Nº 066-2014-DGM, sobre la evaluación del proyecto de exploración, que comprende:
2.1 Antecedentes.
2.2 Evaluación: Requisitos Técnicos;
2.3. Información Técnica del Proyecto: Programa de trabajo; Área de Proyecto;
2.4. Consulta Previa.
2.5. Conclusiones y recomendaciones para la aprobación y autorización del proyecto de exploración.
En el ítem 4.4. dice que Tintay no es una comunidad indígena (ninguna comunidad lo es en Sucre, todas son comunidades campesinas), de modo que “no habrá consulta previa” de acuerdo a las leyes. La base de datos que utilizan para tal resolución, es también que en Tintay menos del 50% de los habitantes hablan kechwa.
En el ítem 4.5. de la Resolución dice que Laconia presentó una declaración jurada, donde señala que el 100% de los propietarios le autorizan a utilizar el terreno superficial. ¿Falso? ¿Verdadero?
3) En base a este informe técnico, el martes 22 de noviembre del 2014, a las ocho de la mañana, se aprueba la Resolución Directoral N° 106-2014-MEM/DGM del Director General de Minería (ente que depende del Ministerio de Energía y Minas, y por consiguiente del gobierno de Humala), que autoriza el inicio de actividades de exploración en la Comunidad Campesina María Magdalena de Tintay. En la audiencia, en Lima, estuvieron los representantes de Laconia y Tintay.
4) Tintay apela. (La apelación era válida, por la vía administrativa, pero se debió neutralizar el Estudio de Impacto Ambiental, que tiene vacíos).
5) El 10 de diciembre del 2014 salió a favor de Laconia la Resolución Nro. 619-2014-MEM/CM, que dice lo siguiente: “Declarar infundado el recurso de revisión interpuesto por Saúl Antenor Vega Pomahuallca, presidente de la Comunidad Campesina María Magdalena de Tintay contra la Resolución Directoral Nro. 106-2014-MEM/DGM, de fecha 22 de abril de 2014, del Director General de Minería, que aprueba el proyecto de exploración Kimsa Orcco, ubicado en el distrito de Morcolla, provincia de Sucre, departamento de Ayacucho; y autoriza el inicio de las actividades mineras de exploración a favor de la empresa Laconia South América S.A.C. en el proyecto minero Kimsa Orcco, según las consideraciones detalladas en el informe que sustenta la resolución y en su Declaración de Impacto Ambiental, la que se confirma”.
En la aprobación de estas resoluciones tiene responsabilidad el presidente del Frente de Defensa de las Comunidades de Sucre, Emilio Orosco Pillihuamán, por no convocar una marcha o un paro inmediatamente (en noviembre), asesorarse con especialistas en el tema y comunicar a todas las comunidades sobre el abuso del Ministerio de Energía y Minas. Solo reaccionó, o trata de reaccionar (por error, o para disimular), cuando ya se agotó la vía administrativa.
MESA DE DIALOGO
Según ProActivo (http://proactivo.com.pe/instalaran-mesa-de-dialogo-en-querobamba-sucre/#more-21542), después de las movilizaciones en Querobamba (mayo 2014) dirigidas por el Frente de Defensa de las Comunidades, la Oficina de Gestión y Prevención de Conflictos Sociales de la Presidencia del Consejo de Ministros dispuso instalar una Mesa de Diálogo, entre miembros de la sociedad civil, autoridades y representantes de la empresa minera Laconia.
Lo peor que pueden hacer las comunidades para expulsar a la transnacional Laconia es acudir al Alto Comisionado de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad. Lo primero que hará esta institución es instalar una “mesa de diálogo” (o mesas de cojudeo) entre las comunidades, la empresa y el Estado. Estas mesas terminan, sí o sí, imponiendo la exploración y la explotación de la transnacional. Eso ha sucedido en todo el país. Vladimiro Huaroc, el entonces mandamás de este órgano maligno del Estado, ratificó en octubre del año pasado “la política del gobierno del presidente Ollanta Humala por el desarrollo del país, en un escenario de confianza, relación  transparente y de respeto mutuo entre la comunidad, la empresa y el Estado”. Más claro, ni el agua que contaminará Laconia en Qarwarasu.
Si las comunidades pretenden evitar el ingreso de Laconia, no deben aceptar ninguna “mesa de diálogo” de nadie, menos del gobierno, que a veces usa a los alcaldes con el chantaje de “si apoyas al proyecto minero, te daré obras”. Los alcaldes, los consejeros, congresistas (Urquizo es uno de los promotores de esta transnacional, según Correo) y el presidente regional deben salir de este frente de lucha por el agua inmediatamente. Cualquier obra, por más grande que sea, es inviable si a largo plazo no habrá agua en Sucre. Las comunidades solamente deben mantener una posición clara hasta el final porque les asiste el derecho de propiedad. Las leyes son claras al respecto. La comunidad es dueña del suelo. El subsuelo, incluido el mineral, es propiedad del Estado, y Estado somos todos. El concesionario es un simple “alquilante” o inquilino que paga aproximadamente nueve soles por cada hectárea de área concesionada. En conclusión, la comunidad tiene derechos permanentes y el concesionario solo derechos temporales. Si las comunidades no dan autorización para la exploración y explotación, Laconia jamás entrará al cerro (aunque en este caso manipuló comunidades y documentos). En conclusión, Querobamba, como capital de la provincia, debe encabezar esta lucha y hacer respetar la integridad y futuro del territorio político; y si Querobamba retrocede, las comunidades de la margen derecha del río Chicha deben pedir inmediatamente su pertenencia a Apurímac, pues Andahuaylas ha expulsado de la provincia a todas las transnacionales y está en capacidad de hacer los mismo en Qarwarasu.
TRAMPAS
Para poder entrar a los cerros, las transnacionales cuentan con el asesoramiento de especialistas en todas las ramas del conocimiento humano. Unas veces dicen: “Solamente vamos a explorar. Si no hay mineral, nos iremos de inmediato y no explotaremos”. Falso. Con la ayuda de satélites ellos ya saben que dentro del cerro hay reservas probables, y exploración con perforaciones de diamantina, que desvían las aguas subterráneas y afectan la napa freática, solo sirven para determinar las reservas probadas. Otras veces dicen: “Si la gran minería ingresa, habrá trabajo, educación, bonanza para todos”. Otras veces ofrecen estudios a los hijos de los comuneros en las universidades. Falso. Huancavelica y Cerro de Pasco, donde hubo gran minería durante mucho tiempo, esta cada vez peor. Y ahora Cajamarca.
En comunidades olvidadas por el Estado, las transnacionales reparten regalos, entregan camionetas a los dirigentes, construyen una escuelita y dan todo lo que le piden las comunidades (camisetas en eventos deportivos, artistas en aniversarios, viajes para los dirigentes), hasta poder entrar. De ese modo van tomando el control geopolítico de todas las áreas de influencia del proyecto minero. Pero después de entrar al cerro, cercan espacios gigantescos y no dejan entrar ni animales ni personas (con orden de disparar) al área del proyecto minero.
SUGERENCIAS
Las comunidades del río Chicha (Qarwarasu es cabecera de los ríos Sondondo y Chicha) nos han enviado sugerencias que deben ser analizadas por el Frente de Defensa, para efectos de emprender la lucha por el agua:
1.- Cambiar de inmediato al dirigente del Frente de Defensa de las Comunidades de Sucre, Emilio Orosco, por su directa responsabilidad en los hechos que relatamos, y reponer a Martínez Arone, o en su defecto se forme una dirigencia colegiada con los dirigentes de todas las comunidades. El primer acuerdo que deben tomar los nuevos dirigentes es: a) expulsar de la comunidad a los comuneros y/o autoridades que trabajen a favor de Laconia, o le den facilidades a esta empresa para instalar sus campamentos; b) invadir a la comunidad que firme cualquier documento a favor de Laconia o se niegue a apoyar la recuperación del cerro (argumento: Qarwarasu no es propiedad de un solo pueblo; es patrimonio histórico y cultural de todos los pueblos); c) Revocar de inmediato a los alcaldes que apoyen a Laconia, o guarden perfil bajo: o están a favor de sus comunidades, o están en contra, no hay término medio: deben definirse).
2.- Formar un equipo técnico de asesoramiento de primer nivel.
3.- Las comunidades deben cambiar, inmediatamente, su denominación a, por ejemplo, Comunidad Kechwa de Soras, para tener protección en los siguientes años en cuanto a consulta previa.
4.- Revisión del estudio de impacto ambiental. Para tal efecto la comunidad de Larcay aportará con un técnico de primer nivel que, en el término de una semana, realice una evaluación de los expedientes y se neutralice la exploración.
5.- Movilización permanente al cerro y marcha a la sede del Ministerio de Energía y Minas de Lima y a la sede de Laconia, denominada “Marcha por el Agua y la Preservación del Qarwarasu”. Para esta marcha deben apoyar los residentes de Lima. Un paro en Querobamba no tiene impacto nacional, ni mediático ni político, y solo perjudica a los transportistas y comerciantes locales. Es como si uno mismo cerrara la puerta de su casa para no salir.
6.- Ninguna mesa de diálogo. Todas las mesas conducen a la entrega del cerro.

No hay comentarios: