Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




1 de diciembre de 2014

Piel de seda

Dora Elia Crake Rivas
Por Jorge Aliaga Cacho

Dora Elia Crake Rivas es una literata de gran fuerza en su registro poético. Dora Elia lleva en sus versos la energía vital de un cuerpo que lucha en la vida, por la vida. Y en ese devenir, en cada instante, cada pulsación de su corazón guerrero, vive y muere. La intensidad de su poesía magnética produce escarapelas, gozos, desesperación y calma. “Piel de seda”, tal vez, su misma piel, desborda el despertar de otras pieles que sucumben a la forma profunda, dinámica, segura y verosímil de sus versos. Dora Elia Crake, gran poeta que hoy deleita el terreno de la literatura de América, es parte de la nueva ola en la poesía latinoamericana. Sus versos, sin padrinos, ni anuncios mediáticos, abren una estela fulgurante en los grafemas de nuestro continente que recibe con júbilo su libro de versos que provoca la presente nota.


Bellos son sus versos de entrega total: “toma mi vida/. Si te pertenezco/ si soy tuya/ si gustas, ábreme las venas/ y derrámame gota a gota”. Sus letras son búsqueda, desvelos, esperanza, optimismo. Expresan las dicotomías: pena y alegría. “Piel de seda” de Dora Elia Crake es una ráfaga de fuego, explosión de amor que se apodera de nuestros sentidos. Ella es Master de Salud, en la especialidad cardiovascular y, seguramente por ello, es conocedora del órgano pulsador, a quien lo hace presa de un tratamiento minucioso.

"....Y yo que estoy aquí
tan transitoriamente como el mundo
como las nubes, como las estaciones
tan insoportables a veces de calor
horadantes hasta el hueso a veces de frío
acurrucada en mi forma fetal en éste cofre
que se llama cuerpo".

Los versos de Dora Elia han llegado para hacer una autopsia a esa  poesía que dejó de existir hace mucho tiempo, pues Crake y su "Piel de seda", son parte enjundiosa de una nueva estela literaria que se vislumbra en nuestro cielo. "Piel de seda" ha venido para darle un gran soplo a la vida.  

No hay comentarios: