Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




4 de octubre de 2014

Fermín Azparrent: El hombre que trasciende al tiempo.

Por Mauro Valderrama


Al conmemorarse los 25 años del asesinato de Fermín Azparrent Taype hacemos un alto en la rutina diaria para volver un instante, en el tiempo transcurrido. Y nos preguntamos ¿Porqué? ¿Quién ganó? ¿Quién perdió con este alevoso asesinato?

…La respuesta es contundente: Es el pueblo oprimido al que Fermín tanto quiso, ese pueblo que lo eligió como alcalde provincial de Huamanga, ese pueblo que apoyó decididamente en la primera marcha por la paz, ese pueblo cencillo y trabajador … ese pueblo es el único perdedor.

En la perspectiva del tiempo transcurrido se puede observar con nitidez la coincidencia total de todas las bandas asesinas que en ese entonces estaban en acción. Todas ellas coincidían en el único objetivo de asesinar, de matar; todos ellos coincidian en la brutal ofensiva contra los movimientos y las organizaciones naturales del pueblo, todos coicidían en ese primitivo odio a lo indígena, a los indígenas que se atrevían a decir no.

El agravante de las hordas senderistas es que usan el nombre de comunistas para hacer justamente lo contrario de lo que los comunistas quisimos y queremos. Han ensuciado un nombre que está lleno de historia del más profundo humanismo.

Fermín Azparrend se levanta en la escena de la historia como el ejemplo que hay que seguir: él juntó la palabra a la acción. Lo que él dijo lo hizo, nada de falsas promesas ni de banalidades de baja estofa.

El mostró con el sacrificio de su propia vida que frente al terrorismo y la violencia, la única alternativa posible es que el pueblo se organice y luche, que las formas de lucha nacen de la propia necesidad, es un producto de la práctica y no de la inspiración arrogante y mesiánica como es el caso de Abimael Guzmán y su “pensamiento guía“.

A estas alturas de la vida, después de los torrentosos ríos de sangre inocente derramada por nuestro pueblo, por dirigentes connotados como lo fue Fermín, aprovechamos este instante de meditación en el tiempo para proyectarnos hacia adelante, hacia el futuro.

Es el momento de volver a las figuras firmes incólumes, eternamente jóvenes como lo es Fermín. Inspirarnos en su honradez, en sus conviccionenes su responsabilidad de cumplir con el deber supremo que es el mandato del pueblo. Debemos inspirarnos en el mensaje que nos dejó Fermín, el más grande de todos: es el de forjar la gran unidad política que el pueblo peruano necesita. La convicción comunista de Fermín Azparrent lo hizo impulsar activamente la construcción de la Izqierda Unida en Huamanga y él mismo se presentó como candidato a la alcaldía de Huamanga y ganó las elecciones. Esa gran gesta fue en realidad el inicio de la derrota de las huestes sanguinarias de Sendero. Ese hecho demostró que las masas no estaban de ninguna manera por el camino violento, el pueblo no estaba por el camino del desprecio a la vida. El mensaje de Fermín es que ese frente hay que construirlo, para darle continuidad histórica  a esa gran unidad del pueblo que fue la IU.

Si observamos en otra perspectiva histórica, podemos ver que esa coincidencia de objetivos entre entre Sendero Luminoso y la CIA, esa coincidencia de objetivos con los grupos de ultraderecha como el Comando Rodrigo Franco, después el Grupo Colina. Esa coincidencia de objetivos de masacrar a poblaciones indefensas, esos hechos nos demuestran que Sendero Luminoso nunca estuvo del lado del pueblo oprimido. Abimael Guzmán y su “Pensamiento Guía“ fueron unos peones muy eficaces en el afán de la CIA de destruir el movimiento popular peruano. Estos asesinos se ensañaron con las comunidades campecinas y nativas a tal punto de casi desaparecerlas en las regiones en donde lograron cierta presencia.

Hoy sabemos que la estrategia de la CIA para el Perú pasaba primero por derribar al presidente Velazco Alvarado para luego ir destruyendo toda la organización social. Esta estrategia era parte de la estrategia general para América Latina, la ofensiva contra el Perú se realizó después de instalar a Pinochet y el fascismo en Chile.

Sendero Luminoso nace justamente en 1971, como uno de los tantos grupos maoistas recalcitrantes que acusaban a Velazco de “fascista y corporativo“, esos grupos a los que el régimen del traidor Morales-Bermudez los dejaba pasar para concentrar toda la represión contra los comunistas y otras fuerzas de izquerda que dirigían sectores importantes del pueblo organizado. Inclusive con secuestros e intentos de asesinato de dirigentes. Acuérdense del avión que llegó clandestino a la Argentina de Videla cargado con connotados dirigentes de la izquierda peruana, tales como Hugo Blanco y Valentín Pacho, entre otros.

Ahora hay que preguntarse ¿a quién le importaba más que a nadie que esa gran movilización y concientización del pueblo peruano que iba creciendo como producto de la maduración de la conciancia social y de la semilla sembrada por Velazco se destruyera? Naturalmente que eso es lo que buscaban la CIA, el Departamento de Estado de los EEUU y su embajada en el Perú. Eso es lo que quería la rancia aristocracia peruana, la burgesía nacional puesta de rodillas ante el gran capital norteamericano.

Entonces vemos que los ganadores de toda esta vorágine son indudablemente primero el imperialismo norteamericano, el gran capital transnacional con su doctrina, el neoliberalismo. La absoluta ganadora de esta contienda es la clase dominante peruana; sí esa clase a la que ni siquiera la Comisión de la Verdad y Reconciliación la señala para nada. Ahora podemos ver que que todas esas horrendas masacres llevadas a cabo por por Sendero Luminoso, el Comando Rodrigo Franco del APRA y el Grupo Colina del fujimorismo han servido solamente a que el estado de cosa en el Perú no cambie, a que todo siga igual.

Entonces es tiempo de señalar a Sendero Luminoso, a su comité central como asesinos, enemigos del pueblo peruano. ¿Qué diferencia hay entre esos cobardes asesinatos selectivos de S.L. y los actuales asesinatos de dirigentes comunistas de contrucción civil  como Yacila, Soberón, entre otros?  ¿Qué diferencia hay entre las masacres de Sendero a los Ashaninkas y la reciente masacre de dirigentes Ashaninkas por las mafias madereras?

Los partos tardíos de los asesinos de Sendero, esos “organismos generados” como lo son el MOVADEF o los “Abogados Democráticos“ son más de lo mismo, es su nuevo disfráz. Lo que ellos hacen es seguir la “nueva“ estrategia dictada por Abimael Guzmán.

Sin embargo, aquí hay que aclarar que la supuesta persecución del MOVADEF busca solamente victimizarlos para presentarlos como “luchadores sociales“ y de esa manera ocultar su entraña fascista, enemiga del pueblo peruano. Lo que se debe hacer es la denuncia a campo abierto. Hay que ir allí en donde ellon están, hay que ir convencidos de nuestras convicciones, inspirados en la vida de Fermín, allí en donde ellos se enmascaran para engañar muchachos hay que ir y denunciarlos, hay que sacarles la mascara, darle la polémica de ideas y demostrar que ellos en verdad son los peores enemigos del pueblo peruano. Sendero Luminoso es en el Perú el brazo izquierdo del imperialismo tal como a nivel global lo es Al Qaida, ISIS y otros monstruos “generados“ por el imperialismo para que sirvan a sus fines de dominación.

Nosotros debemos seguir hacia adelante sin odios, sin sed de venganza, pero sí con la firme convicción de que el imperialismo está destruyendo la vida en la tierra. Hay que ir con el mensaje de la más grande solidaridad con los oprimidos de este planeta. Hay que mirar con optimismo el futuro, enfrentar la realidad por más dura que ésta sea, hay que ir con las posiciones y proposiciones maduras, coherentes, fruto del trabajo y del estudio, producto de la ciencia y el sentido común. Hay que ir con la convicción del amor infinito a la vida.

Esas cosas son las que están en el orden del día para los comunistas peruanos que hoy le rendimos homenaje a Fermín Azparrent Taype, mártir del partido, mártir del pueblo peruano, héroe del partido, héroe del pueblo peruano. El ejemplo que hay que seguir.
  

No hay comentarios: