Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




30 de octubre de 2014

El vals de César Miró que se convirtió en salsa

 César Miró
















César Miró-Quesada nace el 7 de junio de 1907 en el distrito de Miraflores, de Lima. Sus padres fueron Alfredo Miró-Quesada Carassa y Rosa Mercedes Bahamonde Polo. A pesar de ser miembro de la familia Miró Quesada, por cuestiones personales solo utilizó el apellido Miró, a diferencia de su hermano, el ex-ministro Fernando Miró Quesada Bahamonde.


Hizo sus estudios escolares en los colegios San Agustín y La Inmaculada de los jesuitas. Solía escaparse de clases del colegio jesuita para ir a la Biblioteca Nacional y sumergirse entre sus libros . A los 15 años de edad publicó el periódico escolar "Relámpago" y poco tiempo después publica sus primeros poemas en la revista "Amauta". Fue amigo de José Carlos Mariátegui aunque solamente conversaba con él sobre arte y literatura ya que no simpatizaba con sus ideas políticas.
En mayo de 1927 fue detenido junto a Jorge Basadre acusados de urdir un complot contra el presidente Augusto B. Leguía. Fue llevado preso a la isla San Lorenzo, pasaría su cumpleaños y luego de un mes es deportado, al igual que Basadre, a Montevideo. Basadre contaría después que dicho complot nunca existió. En París, en 1929, conoció e hizo amistad con César Vallejo.
En 1932, con Calonge y Castillo, forman el trío "Sudamericano" que después de una gira por Chile se desintegra. En 1936 escribe el vals "Se va la Paloma" que con música de Filomeno Ormeño rinde homenaje a la tradicional Procesión de la Virgen del Carmen de los Barrios Altos de Lima.
En Los Ángeles, Estados Unidos, recibió el ofrecimiento para filmar una película describiendo el sentimiento de los latinoamericanos que viven en EE.UU. por retornar a la tierra natal. La película se llamaría "Gitanos en Hollywood" y César Miró estaba a cargo de elaborar el guion, pero cuando ya había empezado a elaborarlo el empresario que iba a financiar la película se desanimó de llevarla a cabo. Para ese entonces, César Miró ya había escrito los versos de una canción para la película aquella y al regresar a Lima añadió la música de Alcides Carreño. En 1943, Jesús Vásquez estrenó dicha canción y desde que empezó a cantar los primeros versos de la misma, se supo que se había escrito una nueva página gloriosa para la canción criolla... "Todos vuelven a la tierra en que nacieron, / al embrujo incomparable de su sol, / todos vuelven al rincón donde vivieron, / donde acaso floreció más de un amor..."
El tondero "Malabrigo" correría una suerte similar a la de "Todos Vuelven". Cuando con José María Arguedas querían filmar una película que retrate la vida de los pescadores, buscando un puerto adecuado llegaron al puerto de Malabrigo. Esta película tampoco pudo filmarse, la canción al puerto ya estaba compuesta y con música de Alcides Carreño se haría popular.
Julio Villanueva del diario El Comercio del 7 de junio de 1997, lo entrevistó con motivo de cumplir 90 años de edad. Allí señaló que las malas lenguas decían que se había recortado el apellido como un acto de rebeldía contra su familia propietaria del diario, lo cual no era cierto. En Estados Unidos solían llamarlo "Míster Quesada" por lo cual cansado de esta situación se hizo llamar solamente César Miró y así firmaría sus artículos en El Comercio.
En México solía cantar "Todos Vuelven" con amigos peruanos que terminaban llorando. No se explicaba como pudo tocar el sentimiento de nostalgia por la tierra lejana, sobre todo del Perú, sin proponérselo.
La versiones más populares de Todos vuelven fueron las de Jesús Vásquez y Los Chalanes del Perú en los cuarenta y la de Los Morochucos en los sesenta. Rubén Blades hizo también un arreglo de ritmo salsa para "Todos Vuelven" que no fue de su agrado porque consideraba una pérdida del sentido poético. Blades, en visita en Lima, le dijo que lo disculpara por haberle hecho algunos cambios a la letra y el ritmo, César Miró le dijo que no se preocupara que ya después el pueblo cambiaría lo que Blades había hecho.
El pianista y compositor peruano Alfonso de Silva le dedicó a Miró su último poema antes de fallecer en 1937: "Me perdono a mí mismo el haber sido solo un intento de Eternidad... Tú eres casi tan bueno como el intento mío de haber sido" (tomado de la revista Caretas, 19 de diciembre del 2002).
Fue recopilador y prologuista de la primera edición de las Poesías Completas (1918-1938) de César Vallejo, publicada por la Edición Losada -en su colección Poetas de España y América- de Buenos Aires, en mayo de 1949 (la segunda edición se editó en junio de 1953 a pesar de las objeciones de la viuda de Vallejo, Georgette de Vallejo).
Gran comunicador, trabajó en periódicos, radio y televisión demostrando su gran calidad, llegando a ser Director de Radio Nacional del Perú.
Fue Presidente Vitalicio de la APDAYC, miembro de la Academia Peruana de la Lengua y de la Sociedad Bolivariana. También fue embajador del Perú en la Unesco
Falleció el 8 de noviembre de 1999, a las 6 p.m., contando con 92 años de edad. Su velorio fue en privado, por lo que tal vez muchos no pudieron despedirse de él.


Letra: César Miró

Música: Alcides Carreño




Todos vuelven a la tierra en que nacieron,
al embrujo incomparable de su sol,
todos vuelven al rincón donde vivieron,
donde acaso floreció más de un amor.
Bajo el árbol solitario del silencio,
cuántas veces nos ponemos a soñar,
todos vuelven por la ruta del recuerdo,
pero el tiempo del amor no vuelve más.
El aire que trae en sus manos
la flor del pasado, su aroma de ayer,
nos dice muy quedo al oído
su canto aprendido del atardecer.
Nos dice su voz misteriosa,
de nardo y de rosa, de luna y de miel,
que es santo el amor de la tierra,
que es triste la ausencia que deja el ayer.

Fuente:wikipedia.

No hay comentarios: