Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




3 de mayo de 2014

Mi Pequeña Estrella





Por Laura Gálvez Salazar
 
Selheni es una pequeña y feliz niña, que les pide a sus padres que le compren una mascotita, pero ellos le responden que no es posible debido a su alergia, a las pelusas y al polvo.
La niña ante esta respuesta queda triste, pero el amor de sus padres la consuela. No obstante, cada vez que en su camino se le cruza  un perrito, exclama con mucho cariño ¡hay como me gustaría llevarte a mi casa!.
Cierto día cuando la niña se despierta sus padres le dijeron "vamos de paseo con tus hermanos"; y así lo hicieron. Grande fue su sorpresa cuando se dio cuenta que estaban en la calle donde vendían mascotas. Ella alegre acariciaba a cada uno de ellos, y su padre no tuvo más remedio que comprarle un Cocker Spanish, una linda mascota.
¡ Que hermosa! decía la niña cada vez que observaba a su mascota.
¡ viva! ¡viva! cada vez que veía los accesorios que su mascota necesitaba.
 Y así le compraron su cama, su huesito, su pelota de jebe, su correa, su ropa etc., para que Estrellita se sintiera bien y parte de la familia.
Cuando llegaron a casa Estrellita mostraba desconfianza y temor, pero Selheni la acariciaba y le mostraba su cariño, hasta que la hizo dormir.
Al despertar Estrella, lo primero que vio fue a la pequeña dueña, quien la observaba detenidamente, ambas se miraban y de repente Estrella corrió hacia la niña, se tiro sobre ella y le lamió el rostro, Selheni la cogió entre sus brazos, la apretó contra si y le dijo que siempre estaría con ella, se encargaría de cuidarla y darle cariño.
Y así fue, cada mañana al despertar Estrella corre a saludar a su dueña y la despide cuando tiene que marchar hacia la escuela, igualmente la espera en la puerta cuando regresa, ambas son muy unidas.

No hay comentarios: