Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




22 de septiembre de 2013

Necesarias aclaraciones a GAZ

A continuación publicamos la respuesta del señor Secundino Silva Urquía al Profesor Gutemberg Aliaga Zegarra advirtiendo que "CH Y B" solo auspicia debates alturados y está al margen de generar enemistades entre paisanos como algunos críticos de la competencia lo han sugerido (NdlR)


Por: Secundino Silva Urquía

Expreso abiertamente lo que siento y pienso, sin recurrir a la crítica destructiva, retraída o mezquina. Me atreví a opinar acerca del último libro de Gutemberg Aliaga Zegarra (GAZ), por esto, y las razones que expongo en el mismo texto: “Opiniones de un lector de avatares y relatos al paso”. Allí resalto el hecho positivo de que: “leer ´AVATARES… y relatos al paso´, implicará para muchos sucrenses una dosis de reafirmación en ésa identificación con el lar natal”; digo además: “comprobar que entre los personajes del cuento ´AVATARES DE UN MAESTRO´, están bien valorados los campesinos del ámbito rural de Oxamarca,… es una buena forma de coadyuvar a desterrar la praxis discriminatoria o excluyente hacia el poblador rural, subsistente en nuestros pueblos andinos”. Así reconozco la utilidad cultural y educativa del libro de GAZ. Luego observo el lenguaje de uno sus personajes del mencionado cuento, sugiriendo cómo me gustaría que hablara o cómo me gustaría que el autor escribiera; y claro, él, dueño de su estilo, está en su derecho de no complacer a éste su lector.

Adicionalmente, por carecer de autoridad en sentido literario, parafraseo a mi amigo Olindo Aliaga Rojas e intento aclarar sus, creo yo, acertadas críticas al libro; y esto, parece no incomoda a GAZ; porque con cierto gesto de humildad, lo reconoce y agradece a Olindo.

GAZ sí se incomoda, por decir lo menos, porque supuestamente, lo he “calificado de político y he dicho que sus acciones perjudican a Sucre” “¡Jamás!”, dice con contundencia y desde el título de su réplica a mi supuesta afrenta, se muestra cómo maestro abofeteado por su discípulo (“Mostrando la otra mejilla”).

En uno de sus libros, OSHO sostiene que “a algunos seres humanos, su propio ego, es el que muchas veces; los doblega frente a alguna circunstancia o adversidad; éste los obliga a exagerar, a apresurarse y hasta victimizarse”. 

En tal sentido, la reacción y respuesta de GAZ (mi Profesor de Literatura en las aulas sanjosefinas), ante el texto: “Opiniones de un lector de avatares y relatos al paso”, parten de una lectura errada del mismo; y al margen de la información y sus antecedentes reales, por eso son apresuradas y exageradas. Y, cómo es bueno que los lectores nos conozcan bien, y se den cuenta que aquí no hay ni víctima ni victimario, aclaro: En mi texto no hablo de las “acciones políticas del profesor GAZ”, sino de “expresiones (opiniones) de su posición política”.  Y para que quede más claro aún, recurro a mi artículo “REFLEXIONES EN TORNO A LAS PASADAS ELECCIONES MUNICIPALES. (PARTE II)”, publicadas en “Chungo y Batán” el 16 de octubre del 2010, en el que reproduzco, tal cual, al breve diálogo que GAZ sostuvo con mi persona el 03 de octubre del 2010, el mismo día de las últimas elecciones municipales, en el que textual y resumidamente me expresó: “que en su opinión, no habría ningún inconveniente en los caseríos de la altura hagan un nuevo distrito separándose de Sucre” (Sugiero leer el artículo mencionado). Es ésta una de sus expresiones u opiniones políticas que critico y cuestiono, y por venir de un importante ciudadano sucrense como es él, reafirmo que la considero muy perjudicial para la integridad de nuestro distrito. Las ideas políticas, y ésta es una de ellas, no necesariamente son dadas por los políticos; ya que, ni la más empoderada autoridad, ni los literatos, ni el más humilde ciudadano o poblador de un pueblo, están al margen de la actividad política o de su influencia. El recuento casi autobiográfico que GAZ nos hace de sus actividades y gestiones en favor de Sucre, es a no dudarlo, un acto predominantemente político; y de seguro, muchos sucrenses reconocemos su labor. Con mi hermano Néstor somos dos de los varios testigos de su aporte en favor de la creación de la Liga Distrital de Fútbol, porque fuimos sugerentes y colaboradores para propiciar la inclusión de los clubes de La Quinuilla y Calconga. Hoy, tanto o más que GAZ, lamento la ausencia de una política deportiva y cultural en la actual gestión edil, paradójicamente dirigida por ex futbolistas, para que no haya hecho nada por evitar la ausencia del fútbol sucrense en la competencia amateur del presente año.

Finalmente, no deseo que GAZ se retire de la actividad pública, menos de la literaria; en los últimos párrafos de mi texto le pido que siga narrándonos sus próximas epopeyas. Para reanimarlo apelo al filósofo argentino José Ingenieros, quién dijo: “la juventud se acaba cuando el entusiasmo se acaba”; y a la fructífera vida de Goethe (1749 -1832), quién terminó de escribir la segunda parte de su inmortal FAUSTO, cuando ya tenía más de ochenta años. Tampoco creo que tener ideas equivocadas, (los más ilustres intelectuales las tienen) sea motivo para incomodarse o enemistarse con quién nos la señala. Es de hidalgos reconocerlas y tomar la decisión de cambiarlas, más aún cuando de buena manera nos lo piden.

Discúlpeme Ud. Profesor GAZ, si por mi rebeldía y pretendida acuciosidad, le hice pasar malos ratos. Independientemente de nuestras naturales diferencias, Ud. siempre merecerá mi consideración y respeto.

No hay comentarios: