Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




12 de diciembre de 2012

¡No a la revocatoria! ¡palo a la corrupción!

Por Jorge Aliaga Cacho
Alcaldesa de Lima, Susana Villarán
Llegó el momento de dar una respuesta contundente a aquellos detractores de la Alcaldesa de Lima, Susana Villarán, que quieren boicotear el progreso de la ciudad que se ha propuesto la Municipalidad de Lima. Todos los que viajamos en transporte público, somos testigos de un sistema de transporte que es un insulto a la dignidad humana: unidades repletas, velocidades temerarias que causan miles de muertes en las pistas, combis sucias, pasajeros expuestos a altos volúmenes de ruido que alteran los nervios y dañan las habilidades auditivas de los usuarios.
Los avances que se vienen haciendo con el servicio del Tren Eléctrico y el Servicio de Ómnibus de Lima Metropolitana tienen que continuar y el servicio debe llegar a todas las áreas de Lima. 
Es vital que se retiren de circulación todas las unidades obsoletas que dañan el medio ambiente para ser reemplazadas por unidades grandes y modernas que realicen una labor eficiente. Cuando ello ocurra, podrían publicarse horarios para que los pasajeros, en los paraderos, sepan la hora exacta de la llegada de su servicio. Los transportistas, cuyas unidades de transporte hayan sido retiradas del servicio, deberían recibir entrenamiento y formar parte del Personal del Ministerio de Transportes y la Municipalidad de Lima Metropolitana para ser designados en áreas afines al servicio de transportes.  Agentes viales podrían coadyuvar al trabajo de la policía y autoridades municipales.  Además, estos agentes, podrían convertirse en monitores de seguridad vial y recaudadores de las multas que ocasione el incumplimiento de las normas del servicio del transporte público.
Todos estos cambios no pueden ser vistos con buenos ojos por aquellos que amasaron sus millones producto del caos impuesto a nuestro sistema de transporte público.  Ahora ha llegado la política de Lima para Todos.  En el pasado el destino del transporte público de Lima, era diseñado para enriquecer a los dueños de las empresas de transportes que han venido dominado por décadas las decisiones políticas para ese sector con el amparo de autoridades corruptas.
Estas mafias contratan a chóferes, no les otorgan seguridad social.  Los contratan para trabajar por vueltas. Por ello se producen las criminales carreras de combis, que cobran miles de vidas, en el afán de ganarse un sol extra para paliar su pobreza. Estas mafias ocasionan la muerte a cobradores o llenadores, que viajan colgados de las unidades en marcha. Estas mafias te suben el pasaje cuando les da la gana.  Esa Lima, ‘la horrible’, debe de quedar atrás para dar paso a la LIMA PARA TODOS que propone Susana Villarán.  Por ello, con motivo de las fiestas cristianas, deseo llamarlos a la reflexión y pedirles que consideren al igual que, Natalia Málaga, Kina Malpartida, Mario Vargas Llosa, Simón Lerner, Mario Huamán, y tantos otros, nos unamos a la CAMPAÑA POR EL NO. 
A los revocadores tenemos que darles donde más les duele.  Debemos de poner fierro a fondo en la modernización de Lima y castigar ejemplarmente a los corruptos.  Sigo esperando el ofrecimiento del Presidente Ollanta Humala de hacer operativa la Isla del Frontón como cárcel para estos delincuentes. Dile no a la revocatoria y profundiza la lucha contra la corrupción. Ellos son los que causan la pobreza de los peruanos. ¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!