Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




10 de septiembre de 2011

Virgilio Roel: el socialismo es posible

Virgilio Roel
Por Jorge Aliaga Cacho
(Una de las últimas conferencias que diera el maestro)



Ayer se desarrolló una de las más interesantes conferencias en el marco de los Viernes Mariateguista en la Plaza Castilla, en Lima. El distinguido economista Virgilio Roel planteó algunas ideas que pueden transformar de manera sustancial, como se piensa, el socialismo del futuro en la izquierda peruana. El distinguido ex Decano del Colegio de Economistas empezó diciendo que el mundo en el cual vivimos no es el mundo que le tocó vivir a Marx y seguidamente desmenuzó algunas ideas que deleitaron a la audiencia.
Virgilio Roel, le da significativa importancia al lenguaje en las relaciones humanas y plantea que un lenguaje de valores individuales nunca se preocupará de resolver los problemas colectivos. Rememoró una Conferencia a la que asistió en Budapest, allá por los años setenta, donde una experta académica manifestó que a pesar de los largos años de la existencia del bloque socialista, éste había fracasado en la creación del hombre nuevo. Recordaremos que esa fue también preocupación de Ernesto Che Guevara, el advenimiento del nuevo hombre. Roel nos manifiesta que la economía en los siglos XIX y XX tuvo como objetivo el desarrollo de la industria pesada pero con la llegada de maquinas y herramientas de control digital, que sustituyen la mano de obra, la sociedad moderna ha llegado a la capacidad tal de producir robots para producir, a su vez, más robots y que los equipos automatizados vienen sustituyendo al empleo de la mano de obra en proporciones cada vez mayores. Por ejemplo, el 25% de la población española se encuentra desempleada y existen en ese país hombres y mujeres, de 30 años de edad, que nunca en su vida tuvieron empleo. Esto se agrava, argumenta Roel, cuando también se hace a través de programación el trabajo administrativo, poniendo de ésta manera, fuera de acción a los mandos medios en la producción física, ahondando así, aún más, el desempleo en el mundo capitalista.
Otras características nuevas en la sociedad de nuestro tiempo son el uso del dinero virtual, la sobre explotación de los trabajadores y la creación de un ejército industrial de reserva. En los Estados Unidos se ha dado éste fenómeno cuando la tasa de desempleados subió del 5% al 8%. Y los estadounidenses trataron de corregir éste fenómeno con el reentrenamiento de los desempleados en el uso de la nueva tecnología, pero fracasaron, porque éste país continúa con la implementación de nuevos procesos automatizados que condenan al desempleo, a más trabajadores del país del norte, impidiendo la reincorporación de los mismos en el proceso de producción.
La agricultura también se ha visto afectada, argumenta Roel: ‘Europa, que era abastecida por productos agrícolas de España, Italia y África del Norte, ahora ha sustituido esos productos agrícolas por otros provenientes de otras partes del mundo. En la producción agrícola, nos dice el distinguido economista, ahora el riego es controlado por computadoras: ‘en Israel no existe mano de obra en el campo y existe, muy poca, en los Estados Unidos’. Esa tasa de 25% de desempleados que tiene España podría ser mayor si España usara la tecnología automatizada en la proporción que es empleada por Alemania, por ejemplo, apuntó Roel.
En el futuro, anuncia el economista, desaparecerá la mano de obra, bajarán los precios y subirá la calidad de los productos. Ya no nos regiremos por la Ley de la Oferta y la Demanda sino por los costos de producción y es por esto, nos dice el veterano académico, que no vemos a la fecha incrementarse la tasa inflacionaria.
La educación, opina Roel, debe de impartirse desde la gestación y que deberían crearse establecimientos de estudios superiores para ciudadanos de la Tercera Edad. Estudioso de varios sistemas educativos, Roel, admira al sistema educativo japonés donde se estimula la educación temprana, desde el momento mismo de la gestación, y crítica que en el Perú, el gobierno de Ollanta recién, haya reconocido el derecho a la educación a partir de los 3 años de edad. ¿Y qué hacemos en materia de educación con los niños y niñas de 0 a 3 años? Nos deja la pregunta el renombrado economista que se dirigió a la audiencia usando el término ‘camaradas’ para hacer saber su viejo compromiso con la causa del socialismo en el Perú.
Recomienda, Roel, que los cincuenta mil millones de dólares que tiene el Perú en los Estados Unidos deberían repatriarse para hacer los trabajos de infraestructura que el país necesita, por ejemplo, unir al país con líneas ferroviarias. De no hacer ello correríamos el riesgo de perder esos ahorros producto de la posible devaluación de dólar. Otra alternativa sería volver al uso del oro como respaldo a la economía nacional, aunque más se inclinaba por el inmediato uso de esos recursos en la construcción de infraestructura que a su vez generaría empleo.
Concluyó, Virgilio Roel, fundamentando que sí es posible armonizar una sociedad socialista. Éste socialismo, manifestó, será de nuevo tipo. Tendrá la modalidad de comunidades virtuales de autoconsumo donde se verá a éstas mismas producir sus propios medios de subsistencia. Ya antes nos había citado las palabras célebres de de Mariátegui: ‘el socialismo peruano no será ni calco ni copia’. Roel, sentenció, Marx no pudo prever la magnitud del poder de la automatización. Para Marx el trabajo debería ser motivo de felicidad y armonía entre los hombres. Pues ahora esto es posible, dijo Roel, un socialismo, de nuevo tipo, dónde se emplee la automatización para el servicio y la felicidad de los hombres y mujeres que pueblan la tierra.