Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




20 de marzo de 2011

Beatriz Ojeda: Respuesta a la agresiòn imperialista en Libia


Por Beatriz Ojeda

imperialista ignominioso
te has condenado al más atroz de los destinos.
Tienes tus manos llenas de sangre
de inocentes ojazos
sorprendidos
antes de ver la lluvia de la muerte
destrozar sus latidos.
Se desgaja tu frente
se calcina tu alma
en esta guerra impropia
gestada en tu avaricia con diploma.
Y tus manos huesudas
como la misma parca
recorren todo el mundo
en busca de tesoros que no te corresponden.
Llora el niño y su madre
abrazados
sin nombre
porque tú no lo sabes ni te importa saberlo
que son ellos humanos
inocentes de todo.
Qué te importa el camino
que recorran tus tropas
tus misiles cargados son emblema de apegos
por el oro divino   negro oro que hurtas
porque portas la antorcha
de artimañas hipócritas.
Pero el tiempo se acaba desdichado falsario
todo vuelve a su origen
todo tiene retorno
y serán mil millones de fantasmas grisáceos
que te horaden los ojos
con cuchillas sagradas.
Tú te sientes soberbio   soberano   implacable
y te frotas las manos por tu triunfo inhumano
Se desgarra mi pecho
del dolor que me invade
porque sigues entrando en la casa del otro
sin que nadie te corte
tus impulsos ególatras
Y me llueven los ojos con millares de lágrimas
cuando siento en mi alma
el sufrir que tu causas con tus viles metrallas.
Hay un niño en mi puerta
que me mira sin ojos
porque ya se ha perdido
hasta el último asombro.

Nota de Jorge AliagaEstimada poeta. Este es un verbo enjundioso.  No puedo callarme ante vuestra denuncia que comparto.  Què sus palabras vuelen y digan al mundo nuestra verdad acallada, nuestro dolor sin lìmite. Ojala que pronto el imperialismo vea sus narices rotas como en el Vietnam.  Permìtame felicitarla con sinceridad absoluta.  Con su permiso publicarè su poema en mi blog.  Cordialmente, Jorge Aliaga

No hay comentarios: