Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




21 de septiembre de 2010

El orgasmo del mastodonte

Alditus

Por Fredy León
--------------------------------------------------------------------------------

El divertido y ocurrente director del diario Correo tuvo sus cinco segundos de éxtasis total. Con ese olfato fino que lo caracteriza, acaba de descubrir ¡oh maravilla! otra razón más para “pedir a sus lectores que no sean unos ingenuos obtusos, unos tontos útiles y y no le den su voto a este lobo rojo/humalista disfrazado de oveja verde que es Fuerza Social.”


¿El motivo de su embeleso? Descubrió que el PCP apoya la candidatura de Susana Villarán. Asi es, los rojos, los comunistas, los wiratakas, los que saludan con el puño en alto, los militantes del Partido fundado por José Carlos Mariátegui, de la hoz y el martillo, del partido de Emiliano Huamantica, de Isidoro Gamarra, de Jorge del Prado, de Pedro Huilca, apoyando a Susana Villarán.


¡Imagínense, qué cosa más terrible chico!


El ígnaro de Alditus ya no sabe que hacer para impedir el triunfo de Susana Villarán. Se le agoto la imaginación y ahora se ha dedicado a arar en el desierto del anticomunismo más simplón, propio de una mente educada en las lecturas de Pato Donald.


Primero fue con el jocoso término “caviar” que infructuosamente intento elevarlo a una suerte de categoría política para identificar a las fuerzas del mal. Luego, con la abyecta campaña del miedo y tratar de vincular a Susana Villarán con la secta terrorista de SL. Después, fue el turno de los compañeros de Patria Roja, a quienes les quizo presentar como los “malos de la pelicula” y culparles de todos los males que afectan al sistema educativo, como si el SUTEP hubiera designado a los Ministros de Educación y diseñado las políticas educativas. Hace poco le toco el turno a los “humalistas”, y quizo presentar como si fuera un delito la decisión adoptada por los nacionalistas de apoyar electoralmente a Susana Villarán. Y ahora, ¡oh Eureka! descorrio el velo de la oscuridad y descubrió al PCP. Y apostamos doble contra sencillo, que después serán Chávez, Castro, Evo, Correa, Lula, “el pepe” Mujica, Ortega, La Madre Teresa, los talibanes, Al-qaeda y hasta Perico de los Palotes los que concitarán la ira divina de Alditus.


En lo que respecta al PCP, realmente resulta dificil tomar en serio lo que escribe Alditus en su artículo “Caviarán, los “tontos útiles” y sus comunistas”. No encontramos una idea, un argumento, un análisis que valga la pena rebatir; y como no tenemos la costumbre de revolcarnos en el légamo de la podredumbre moral y política, dejemos que Alditus se solaze solito con sus jocosas inventivas con respecto a la historia y la posición del PCP.


Estamos en trincheras opuestas, pero eso no es motivo para incitar al odio y envenenar el ambiente político recurriendo a la mentira, el miedo y la ignorancia. Los comunistas siempre hemos apelado a la razón, a la fuerza de nuestras ideas y nunca hemos tenido miedo al debate, a la discusión y a la participación activa en la vida política del país. Y por ese simple motivo, miles de comunistas fueron confinados en las prisiones de El Frontón, El Sepa, El Sexto; y otros ofrendaron con su vida el derecho a organizarnos como Partido Comunista. Y eso es historia viva, y no el manido cuento extraído del envejecido archivo de La Prensa que Alditus reproduce.


Como decía José Carlos Mariátegui “Los revolucionarios encarnan la voluntad de la sociedad de no petrificarse en un estadio, de no inmovilizarse en una actitud. A veces la sociedad pierde esta voluntad creadora, paralizada por una sensación de acabamiento o desencanto. Pero entonces se constata, inexorablemente su envejecimiento y su decandencia.”


Y el pensamiento del director del diario Correo refleja esa sensación de acabamiento o desencanto que muestra la derecha neoliberal en este proceso electoral, arrinconada a desarrollar una torpe campaña para impedir a toda costa el triunfo de Susana Villarán; pero en donde -como él mismo decía- todo libreto machacón puede ser un boomerang.


¡Y que siga Alditus embarcado en su gran tarea cívica de impedir el triunfo de Susana Villarán! El 4 de octubre, cuando el pueblo celebre el triunfo de Susana, los comunistas le vamos a dar las gracias por sus servicios prestados.

No hay comentarios: