Sociólogo - Escritor

"La Casa de la Magdalena" (1977), "Essays of Resistance" (1991), "El destino de Norte América", de José Carlos Mariátegui. En narrativa ha escrito la novela "Secreto de desamor", Rentería Editores, Lima 2007, "Mufida, La angolesa", Altazor Editores, Lima, 2011; "Mujeres malas Mujeres buenas", (2013) vicio perfecto vicio perpetuo, poesía. Algunos ensayos, notas periodísticas y cuentos del autor aparecen en diversos medios virtuales. Jorge Aliaga es peruano-escocés y vive entre el Perú y Escocia.

email address:
jorgealiagacacho@hotmail.co.uk

https://en.m.wikipedia.org/wiki/Jorge_Aliaga_Cacho

http://www.jorgealiagacacho.com/




10 de marzo de 2008

Uchuraccay: Carta a Pedro


Jorge Aliaga Cacho






Por Jorge Aliaga Cacho

Esta nota acerca de la masacre ocurrida en Uchuraccay, el 26 de enero de 1983.  fue escrita en Edimburgo, la capital de Escocia, y se publicó, en el "Morning Star", diario del Partido Comunista de la Gran Bretaña, a pocas horas de conocerse la tragedia ocurrida a nuestros hermanos periodistas en Ayacucho. La nota también fue publicada por el semanario británico "Fight Racism Fight Imperialism". Ambas notas fueron publicadas en inglés y se difundieron rapidamente ayudando a incluír la noticia en varios titulares periodísticos alrededor del mundo. Mientras, en el Perú, como lo ha manifestado Alfredo Pita, la intelectualidad callaba.


Carta a Pedro

Pedro, camarada, tú no has muerto. Ayer recibí “El diario” del Perú y, al leerlo, me enteré, de golpe, acerca de tu desaparición; se me desgarró el alma. Estabas en primera plana y el titular decía: “Ayacucho: Asesinan 8 periodistas”. En la página siguiente estaba el artículo que informaba de tu muerte, junto a la de otros periodistas, cuando trataban de llegar a las localidades de Iquicha y Uchuraccay, en la provincia de Huanta, en los andes peruanos y; en su intento de verificar informaciones, proporcionadas por la policía, que declaraban que habitantes de esa zona habían dado muerte a numerosos miembros del grupo armado llamado ‘Sendero Luminoso’.
Para llegar al lugar, y luego de un largo viaje en ómnibus desde Lima, empezaste una cabalgata de ocho horas junto a tus demás compañeros; por indagar la verdad y por cumplir con su profesión fueron brutalmente asesinados. Para ti, al igual que para todos tus colegas, sus cámaras fotográficas fueron sus únicas armas de combate, sin embargo, los asesinos no tuvieron compasión y todos ustedes fueron masacrados. Cumplir en el Perú la misión de informar, Pedro, ahora cuesta la vida.

Hay contrdictorias versiones acerca de los sucesos, unos dicen; que ustedes fueron asesinados por la policía, y otros; que fueron campesinos quienes lo hicieron. Pero tú sabías, Pedro, que la policía muchas veces se disfraza de campesino para asesinar.
Tu cámara fotográfica la tomarán otras manos, Pedro, y en tu nombre imprimirán placas de imagen verdadera. Recuerdo cuando solíamos encontrarnos en los mítines de la clase obrera en Lima. Tú, siempre con tu cámara, disparando clicks durante las manifestaciones populares y al percatarte de mí, tímidamente sonreías, esas sonrisas eran de tu alma, Pedro. Camarada, tú no has muerto, vives en la poca pero exquisita sonrisa del niño peruano, en las crecientes luchas de nuestro pueblo y en el espíritu del partido. ¡Vamos! Disparen sus cámaras, reporteros del mundo, Dejen conocer que en el Perú, se violan los más elementales derechos de la condición humana, se asesinan campesinos, se vejan a mujeres y niños, y se castiga brutalmente a los parlamentarios de izquierda. Disparen con sus plumas y con sus cámaras: Pedro Sánchez, Eduardo de la Piniella, Felix Gavilán, Jorge Mendívil, Willy Retto, Jorge Sedano, Amador García y Octavio Infante han sido asesinados.

Jorge Aliaga Cacho, Edimburgo, enero 1983.